28 de septiembre de 2022

La consejera de Justicia valenciana, Gabriela Bravo

La consejera de Justicia valenciana, Gabriela BravoEFE

Comunidad Valenciana  El PP pide la comparecencia de la consellera Bravo para explicar las actuaciones de la Generalitat en el festival Medusa

Ximo Puig anunció la víspera de la tragedia el cierre de parques naturales y prohibió la actividad física en el exterior, pero no tomó medidas con el festival de Cullera

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana ha anunciado que presentará una solicitud para que la consellera de Justicia e Interior, Gabriela Bravo, dé explicaciones sobre las actuaciones llevadas a cabo por la Generalitat en el marco del festival Medusa en Cullera, cuyo derrumbe de sus instalaciones provocó la muerte de un joven de veintidós años y causó cuarenta heridos.
Según ha explicado la portavoz de Interior del PP en las Cortes Valencianas, Verónica Marcos, la petición de su formación tiene como objetivo saber «qué medidas de prevención se tomaron tras las advertencias de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) sobre tormentas secas con fuertes rachas de viento». Asimismo, también se pretende que Bravo dé a conocer si antes de la tragedia «hubo ya desprendimientos, tal como aseguran algunos asistentes, y si pese a ello el festival continuó con total normalidad sin que ningún responsable del Ayuntamiento hiciera nada».
En este sentido, Marcos hace hincapié en las «comunicaciones entre administraciones y los servicios de emergencias»: «Es muy grave que un sindicato de bomberos del consorcio provincial denunciase que la Generalitat no movilizara ni al SAMU ni a los Bomberos en el accidente», ha lamentado la portavoz, para quien es «fundamental» que Bravo detalle «la hoja de gestión de la emergencia».

Tras conocer los avisos que la AEMET había anunciado para la Región durante esos días, Ximo Puig convocó una reunión de «urgencia» con los responsables de los departamentos de Sanidad, Emergencias y Medio Ambiente

Así, entre las peticiones del PP está la de que la consellera aporte documentación como la copia del expediente completo de autorización de la instalación y la actividad, las revisiones de las salidas de emergencia, así como los partes de intervención de los servicios de emergencia y de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad que estaban en el festival, es decir, Bomberos, Guardia Civil y Policía Local de Cullera.

Puig tomó medidas 24 horas antes

La intensa ola de calor que asoló la Comunidad Valenciana ese fin de semana no fue sobrevenida. De hecho, tras conocer los avisos que la AEMET había anunciado para la Región durante esos días, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, convocó una reunión de «urgencia» con los responsables de los departamentos de Sanidad, Emergencias y Medio Ambiente para adoptar medidas al respecto.
La cita tuvo lugar en el Ayuntamiento de Denia (Alicante) tan solo veinticuatro horas antes del accidente y en ella se acordaron el cierre de parques naturales y la prohibición de realizar actividades físicas en el exterior, pero, tal como denuncia Marcos, «ninguna» relativa al festival Medusa «pese a las previsiones y el alto grado de concentración de personas en el mismo lugar».
Tampoco se adoptaron medidas de prevención referentes al festival Rabolagartija de Villena, al sur de la provincia de Alicante, donde, sin llegar a las proporciones de lo sucedido en Cullera, «el viento tiró soportes y toldos en la zona de acampada y tuvo que ser evacuado por los Bomberos», denuncia Marcos.

Temas

Comentarios
tracking