03 de diciembre de 2022

Imagen del escenario del Festival Medusa de Cullera, donde una persona ha fallecido por la caída de unas estructuras consecuencia de un reventón cálido

Imagen del escenario del Festival Medusa de Cullera, donde una persona ha fallecido por la caída de unas estructuras consecuencia de un reventón cálidoEFE

Comunidad Valenciana  El informe pericial detecta fallos en el montaje del escenario del Festival Medusa de Cullera

Una impresionante racha de viento provocó que se desprendieran piezas de la estructura, causando un fallecido y cuarenta heridos

La madrugada del pasado 13 de agosto miles de personas disfrutaban del Festival Medusa que se estaba celebrando en la playa de la localidad valenciana de Cullera.
De repente, una impresionante racha de viento –reventón térmico- hizo que se desprendieran partes de la estructura del escenario y que salieran volando sin control, causando cuarenta heridos y un fallecido, Miguel Ángel, un joven de veintidós años natural de Daimiel, Ciudad Real.
Desde ese momento, se han llevado a cabo numerosas investigaciones para esclarecer qué fue lo que realmente ocurrió y, sobre todo, conocer qué medidas de seguridad se tomaron, si estas fallaron o eran escasas y, en tal caso, quiénes serían los responsables de ello.
Al respecto, el Juzgado de Instrucción número cuatro de Sueca, que lleva la causa, ya tiene en su poder el informe pericial definitivo sobre ello. En él, se indica claramente que hubo fallos de anclaje «por errores de definición y de montaje».

Sin supervisión técnica

Asimismo, el escrito señala que las estructuras auxiliares, que fueron las que se desprendieron de la estructura principal, no constaba en el proyecto inicial que se iban a instalar. Sin embargo, sí se colocaron y se hizo sin la pertinente supervisión técnica.
En este sentido, los expertos también detectan que a la hora de realizar el montaje del escenario, los contrapesos y anclajes eran insuficientes, por lo que esos maceteros y depósitos de agua ofrecieron una falta de seguridad al tener una «fuerza de tracción inferior» a la requerida para esa clase de construcciones.
Por todo ello, los peritos concluyen que dicho montaje fue «inadecuado» y su «colapso» también se vio favorecido por los «elementos secundarios de decoración», ya que fallaron «por las uniones y roturas de la subestructura».
El siguiente paso procesal es que todas las partes personadas en el caso se sienten y analicen los pormenores del informe técnico y, a partir de ahí, cada una de ellas siga elaborando su estrategia de defensa o acusación para encarar lo que queda de causa.

Temas

Comentarios
tracking