Centenario Institución Teresiana

Centenario Institución TeresianaLVC

Concluye un centenario: Cien años de vida

Hoy la Institución Teresiana en Córdoba despliega una intensa actividad socio-educativa y socio-cultural a través de diversas presencias de misión

El día 1 de diciembre tendrá lugar la clausura del Centenario de la presencia de la Institución Teresiana en nuestra ciudad con una Eucaristía en la Catedral.
Dicha Eucaristía comenzará a las 18 horas y estará presidida por el prelado de la diócesis D. Demetrio Fernández González, que concelebrará con sacerdotes que deseen unirse al acto.
2022 ha sido un año de volver sobre los orígenes, no sólo del inicio de la misión de la Institución en la ciudad sino de evocar, con una memoria agradecida, el carisma que Dios inspiró a San Pedro Poveda con la creación de «esta idea buena», que ha permitido formar a tantos jóvenes, a varias generaciones, mediante la educación y la cultura, para asumir, desde su profesión, un compromiso con la fe, la promoción humana y la transformación social en las distintas entidades públicas y privadas.
Colegio Bética Mudarra, años 60

Colegio Bética Mudarra, años 60LVC

Hoy la Institución Teresiana en Córdoba, como nos decía María del Carmen Aragonés, directora del Sector España, en la apertura del Centenario, despliega una intensa actividad socio-educativa y socio-cultural a través de diversas presencias de misión en distintos espacios y lugares: Universidades, centros públicos de enseñanza, empresas, organismos de la Administración Pública, organizaciones de ayuda a inmigrantes y refugiados donde están presentes sus miembros.
El Colegio Bética-Mudarra ofrece educación, con las claves povedanas, a más de mil cien alumnos desde el Primer Ciclo de Educación Infantil a Bachillerato.
Está en remodelación el que fuera Colegio Mayor Poveda para convertirlo en espacio de acogida y residencia de personas mayores.
En la plaza de la Concha, además de sede de la Institución en Córdoba y lugar de múltiples convocatorias, se encuentra la delegación de la ONG Intered, especializada en cooperación internacional, solidaridad, voluntariado, sensibilización de la sociedad sobre las desigualdades injustas y, también, la promoción de la cultura del cuidado de las personas y de la naturaleza.
También allí participan los grupos de «Jóvenes por la Educación», proyecto que, entre maestros y educadores, impulsa círculos de reflexión y acción, donde se plantean el cambio de sociedad desde la propuesta educativa de Poveda, para comprometerse y actuar a favor de una educación que promueva la justicia y la solidaridad.
Colegio Bética Mudarra en la actualidad

Colegio Bética Mudarra en la actualidadLVC

La Institución participa en trabajos de red con la Universidad y otras instituciones; se compromete en el diálogo interreligioso e intercultural.
Son numerosas las colaboraciones en parroquias a través de catequesis, Cáritas, escucha y apoyo a determinados grupos…
El «Espacio cultural Plaza de la Concha» alberga actividades convocadas por miembros de la Institución u otras entidades que lo solicitan.
El Centenario, mediante su comisión organizadora, ha ofrecido a lo largo de todo el año conmemoraciones, celebraciones y actividades, con especial acierto en la elección de lugares y contextos para cada ocasión. Agradecemos a la Entidades correspondientes su generosidad en la cesión de estos espacios.
Pero, además, la celebración del Centenario quiere dejar en Córdoba una huella de solidaridad con los más necesitados y entregar en la Eucaristía del día 1 de diciembre una aportación a Cáritas diocesana. La colecta se destinará a ese fin.
La Institución Teresiana cuenta con un tesoro en la ciudad: la presencia viva de Victoria Díez, miembro de la Institución y maestra de Hornachuelos, que dio su vida por confesar su fe el 12 de agosto de 1936, en la mina del Rincón Alto de esta localidad.
El proceso ordinario de reconocimiento del martirio dio comienzo en el año 1965; en 1966 se trasladaron sus restos a Córdoba. Después de treinta años el proceso llegó a buen puerto y en 1993 San Juan Pablo II la proclamó beata. Sus restos reposan en la cripta que, para tal fin, construyó en la Plaza de la Concha el arquitecto cordobés Rafael de la Hoz Arderius, a semejanza de las catacumbas de los primeros cristianos.
De la mano de Victoria y agradeciendo a todas las personas que han hecho posible la Vida durante estos cien años, iniciamos el segundo centenario de la presencia de la Institución Teresiana en Córdoba.
Comentarios

Más de Opinión

tracking