Manuel E. herreros

Respetar es saber estar

«Para eso hay otros 364 días al año en los que poder expresar y hacer ostensible cualquier otro sentimiento, sensibilidad, o devoción, por otra parte muy respetables»

Actualizada 15:38

El Viernes de Dolores es un día especial en Córdoba. Desde tiempo inveterado los cordobeses dirigen sus pasos hasta la antes iglesia hospital de San Jacinto, hoy santuario de Nuestra Señora de los Dolores para felicitar a su madre bendita y de paso dejar a sus plantas una ofrenda, una oración, una súplica o un agradecimiento.
El Viernes de Dolores es de la Señora de Córdoba, de Ella y sólo de Ella. No respetar esa tradición, ese sentimiento, esa liturgia, es sencillamente no saber estar, ni saber donde se está.
La plaza de Capuchinos, este Viernes de Dolores

La plaza de Capuchinos, este Viernes de DoloresLa Voz

Convertir la plaza del Cristo de los Desagravios y Misericordia, popularmente conocida como del Cristo de los Faroles, en una pancarta publicitaria, con textos e imágenes que nada tienen que ver con la festividad que en este día se celebra, está sencillamente fuera de lugar y de contexto. Para eso hay otros trescientos sesenta y cuatro días al año en los que poder expresar y hacer ostensible cualquier otro sentimiento, sensibilidad, o devoción, por otra parte muy respetables.
Con todo respeto,
Manuel Enrique Herreros Jurado.
Comentarios

Más de Opinión

tracking