Fachada del santuario de la Virgen de los Dolores

Fachada del santuario de la Virgen de los DoloresJC

El santuario de la Virgen de los Dolores tendrá su primera gran celebración el 16 de diciembre

El obispo reconoce que es «uno de los principales referentes marianos de la ciudad»

El próximo 16 de diciembre tendrá lugar un solemne acto como acción de gracias por la declaración como Santuario de Nuestra Señora de los Dolores a la que hasta ahora se ha conocido como iglesia de San Jacinto. Consistirá en una misa presidida por el obispo, Demetrio Fernández, que fue quien firmó el decreto con tal designación el pasado 13 de mayo.
Con motivo de esta celebración, no sólo se han restaurado las puertas y el cancel del templo, sino que en la fachada se ha colocado un rótulo cerámico con la denominación del santuario.
La misa del 16 de diciembre estará ilustrada musicalmente por la Escolanía de Los Palacios, una formación de voces blancas formada por niños y con un repertorio clásico.

«Un auténtico centro de espiritualidad»

En el decreto, el obispo reconoce que «la Santísima Virgen de los Dolores Coronada es veranada por el pueblo cristiano de Córdoba como una de sus principales devociones», ya que «hasta la iglesia hospital de San Jacinto, construida el año 1731, acuden los fieles y devotos todos los días del año para rezar a su excelsa Madre Dolorosa, convirtiendo este templo, situado en la emblemática plaza cordobesa del Cristo de los Faroles o de Capuchinos, en uno de los principales referentes marianos de la ciudad».
Este santuario está presidido desde el mismo día de su consagración por la imagen de la Virgen de los Dolores, lo que ha hecho «un auténtico centro de espiritualidad que irradia consuelo y esperanza, aglutina a todos los devotos y fomenta el vínculo de unión fraterna entre ellos».
Está adscrito a la parroquia de San Miguel y en el decreto se encomienda que «el rector del Santuario sea el capellán de la iglesia hospital de San Jacinto, a quién se le encomienda la organización y celebración de todos los actos de culto, de manera compatible con la actividad propia de la vida parroquia».
Comentarios
tracking