13 de agosto de 2022

El Debate sale a la calle a preguntar a los ciudadanos madrileños sobre los grafitis

El Debate sale a la calle a preguntar a los ciudadanos madrileños sobre los grafitisAlfonso Úcar

Así son las nuevas «patrullas antigrafiti» contra la avalancha de pintadas en Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha pasado de adjudicar 8,9 millones de euros en limpieza a 23, y 6 se destinarán única y exclusivamente a la retirada de grafitis

El arte urbano es un tipo de expresión artística que se caracteriza por la plasmación de su obra en la vía pública. Por lo tanto, expresiones artísticas de esta índole siempre han ido de la mano con la ilegalidad que implica modificar los muebles e inmuebles, tanto públicos como privados. En los orígenes más primigenios, allá por la Antigua Roma, los ciudadanos ya pintaban las fachadas de los edificios a modo de protesta. Esta ha sido una práctica habitual del ser humano cuando quería reivindicarse en contra del poder establecido. Actualmente, la práctica del grafiti dista mucho de su origen.
Las calles de Madrid se encuentran llenas de pintadas en edificios históricos, negocios privados o monumentos. Y en muchos de estos casos, cuesta encontrar el carácter reivindicativo de los artistas, más bien se puede reconocer su ego a la hora de ensuciar el mobiliario urbano.
Grafiti en un árbol en la calle Vergara de Madrid.

Grafiti en un árbol en la calle Vergara de Madrid.Alfonso Úcar

Madrid contará durante los próximos ocho años con «patrullas» especiales para retirar los grafitis

El Ayuntamiento de Madrid es consciente del malestar que genera entre los vecinos de los barrios y los propietarios de los comercios, que sus fachadas o su transporte público se levanten pintarrajeados y sucios. El Consistorio cuenta desde hace mucho tiempo con una partida dentro de sus presupuestos de limpieza para este tipo de actos. Sin embargo, desde este mes de junio y durante los próximos ocho años Madrid contará con «patrullas» especiales para retirar los grafitis de cualquier consideración en la ciudad. La Junta de gobierno, aprobó el pasado 7 de abril el nuevo contrato de gestión del servicio público de limpieza urgente (Selur) que, asume también este tipo de servicios, como confirmó la portavoz municipal, Inmaculada Sanz.
Este nuevo pliego adaptado, elaborado por el Área de Medio Ambiente y Movilidad dirigido por Borja Carabante, incluye hasta 30 actuaciones para solventar con mayor «agilidad, rapidez y eficiencia» las diferentes necesidades de limpieza que se suceden en la ciudad de Madrid.
Grafiti en una puerta en Madrid

Grafiti en una puerta en MadridAlfonso Úcar

Los grupos especializados en la retirada de grafitis estarán formadas por 51 operarios

Hasta este momento, la limpieza de las pintadas vandálicas se lleva a cabo por una plantilla común para cualquier tipo de servicio de higiene urbanística, todas ellas planificadas por la Dirección general de Servicios de Limpieza y Residuos. El Selur solo actúa en caso de que haya que eliminar pintadas alusivas, amenazantes o que generen una alarma social en contra de individuos o instituciones. A partir de este nuevo pliego, los grupos especializados en la retirada de grafitis estarán formadas por 51 operarios. Estas «patrullas» actuarán durante el día y los fines de semana para borrar de los lugares públicos cualquier tipo de pintada y ampliando su vez, su capacidad para actuar en una mayor variedad de superficies.

Un presupuesto mayor

Una de las novedades respecto a años anteriores es el aumento del presupuesto en el Área de Medio Ambiente y Movilidad. Según recoge el comunicado del Consistorio madrileño, el presupuesto ha aumentado hasta un 158,4% respecto al pliego anterior. En cifras, contantes y sonantes, el ayuntamiento ha pasado de adjudicar 8,9 millones de euros en limpieza a 23. En concreto, de los 23 millones de euros estipulados en la nueva partida presupuestaria, 6 irán única y exclusivamente a la retirada de grafitis, lo que se traduce en una apuesta clara por erradicar la pintura de fachadas, monumentos, transporte público o edificios históricos.

Servicios de limpieza en 2019

  • 69.269 servicios de limpieza.
  • 190 actuaciones diarias.

Servicios de limpieza en 2021

  • 42.994 servicios de limpieza.
  • 167.693 metros cuadrados.
  • 118 actuaciones diarias.
Los datos anteriores, reflejan única y exclusivamente los servicios realizados por el ayuntamiento de la capital para la retirada de grafitis. En datos porcentuales, los equipos de limpieza hicieron un 38% menos de limpiezas y se calculó un 62, 12% menos de superficie afectada por espray, en comparación con el año 2019.

Sanciones

El pasado año se llegaron a interponer un total de 185 denuncias por la pintada de grafitis. El artículo relativo a las sanciones por este tipo de actos es el 20 de la ley 3/2007 de Medidas Urgentes de Modernización del Gobierno y la Administración de la Comunidad de Madrid.
Grafiti en la persiana de un comercio madrileño

Grafiti en la persiana de un comercio madrileñoAlfonso Úcar

Asimismo, dos años atrás, en diciembre de 2019, el Gobierno municipal aumentó el coste por este tipo de infracción, basándose en los límites que permite la legislación vigente. Las multan varían en base a diferentes factores, uno de ellos es el lugar donde se realice el acto vandálico. Por ejemplo, las multas de grafitis en cierres comerciales o lugares que estén asociados a actividades económicas incrementaron de los 500 a los 1.000 euros. En el caso de que la pintada sea sobre mobiliario urbano, muros o columnas y/o puertas, la multa actual ronda los 600 euros, por los 300 con los que se castigaba anteriormente. Claramente, las multas más caras son las que tienen que ver con edificios emblemáticos, en esta escala entra también en juego el tamaño de la «pieza», si el grafiti es inferior a un palmo, la multa es de unos 2.000 euros. En el caso de que supere esta dimensión, el castigo aumenta hasta los 3.000 euros.

Las quejas de los ciudadanos

La ciudadanía madrileña está totalmente en contra de este tipo de pintadas en lugares donde la actividad turística y los emblemas de la capital convergen diariamente. Algunos de estos ciudadanos coinciden en que algunos grafitis muestran esa referencia al arte mencionada al principio, pero siempre y cuando se respeten edificios y monumentos históricos.
Al preguntar por la forma de actuación contra esas pintadas, que ensucian, más que realzan o reivindican, los vecinos del distrito Centro de la capital dan diferentes opciones de atajar el problema. Algunos creen que la educación, a través de charlas, en los centros educativos a edades tempranas puede ser una buena acción para que las generaciones más jóvenes comprendan que el mobiliario urbano ha de respetarse. Otra de las soluciones que mencionan, es que los propios vándalos sean los que se encarguen de reparar los desperfectos que causan.
Pintadas en un parque infantil de Madrid

Pintadas en un parque infantil de MadridKatherine Arzola

Sin embargo, una de las opiniones más compartidas es que se penalice a los padres de los autores menores de edad, ya que se concibe que la figura paterna o materna puede tener un mayor impacto en estos jóvenes.
Comentarios
tracking