29 de enero de 2023

Cartones depositados fuera del contenedor

Cartones depositados fuera del contenedorEP

Madrid  Multan con 2.001 euros a una señora en Madrid por dejar una caja de cartón fuera del contenedor

Identificaron a la señora porque su nombre aparecía en el paquete de entrega

Madrid busca convertirse en una de las ciudades más limpias de Europa, para ello ha lanzado una campaña contra quienes ensucian las calles de la capital. El coste de la multa es tal que supera a las sanciones por saltarse las normas de circulación. Ahora por arrojar algún desperdicio al suelo puede llegar a costarnos 2.001 euros, cifra que tuvo que pagar una vecina.
El delegado del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, anunció el pasado jueves que quiere una ciudad más limpia y erradicar las imágenes de cajas de cartón apiladas junto a los contenedores. Esta escena ocurrió en el distrito de Aravaca, una mujer dejó el cartón sin doblar de un envío online fuera de su respectivo contenedor.
Los inspectores municipales vieron el residuo fuera de su lugar y al ver que en la caja venían los datos personales de la dueña, tramitaron la denuncia de 2.001 euros que le llegó a su hogar. Ante esta situación, los ecologistas han indicado que las autoridades municipales han sobrepasado el límite. «Nos parece bien que se persigan conductas incívicas, pero este caso es un exceso de celo», subraya el portavoz Daniel López de Ecologistas en Acción.
Esta imagen de encontrarse con cajas de envíos online ha crecido en los últimos años debido al auge de los pedidos por plataformas de reparto. Muchas veces, los vecinos no se preocupan por doblar los cartones y depositarlos en los cubos de basura, aunque en muchas ocasiones no tienen más remedio que dejarlos fuera por estar los depósitos hasta arriba.
Madrid cuenta hasta el momento con 230 inspectores de residuos que perseguirán esta medida. Su modus operandi es fotografiar los hechos, como si se tratase de una infracción de tráfico, y enviar la multa al domicilio del infractor.
La vecina de Aravaca ha explicado que ni siquiera ella depositó la caja en la calle, fue un empleado de la comunidad de vecinos que se encarga de llevar las bolsas de basura a la calle. La mujer recibió en su buzón la multa junto con las imágenes que demostraban la infracción.
Sin dar crédito ante tal suceso, llamó al número de atención ciudadana para asegurarse que no se trataba de una broma pesada o una estafa. La vecina replica que este tipo de multas provocan inseguridad jurídica porque «se pueden dar múltiples situaciones por las que la caja llega ahí», y además, son «desproporcionadas».
La mujer puede recurrir la sanción ante el Ayuntamiento y tiene dos opciones de paliar los 2.001 euros. Por un lado, puede pagar la cantidad antes de 15 días, lo que rebajará la infracción un 40%, es decir, tendría que pagar 1.200,6 euros. La otra opción es pedir el cambio de la sanción económica por un servicio a la comunidad, que en este caso consistiría en limpiar la vía pública.
Comentarios
tracking