09 de diciembre de 2022

Alessandro Michele, durante la LACMA Art+Film Gala celebrada el 5 de noviembre de 2022 en Los Ángeles

Alessandro Michele, durante la LACMA Art+Film Gala celebrada el 5 de noviembre de 2022 en Los ÁngelesAllison Dinner via GTRES

Alessandro Michele sale de Gucci

La moda, ese Saturno que devora a sus hijos

«Estoy cansado, esto ya no es solo un desfile, me estresa todo el trabajo que hay detrás», declaró Alessandro Michele, director creativo de Gucci, a la prensa el septiembre pasado en Milán. Y es que la moda no es esa industria divertida y llena de jolgorio que mucha gente imagina, sino un sector exigente, muy profesionalizado que de modo periódico «devora» a sus directivos para insuflarse de sangre nueva, cual vampiro a medianoche.
Tras ocho años como director creativo, Alessandro Michele se va de la que ha sido su casa durante dos décadas declarando que «en ocasiones los caminos se tienen que separar porque cada uno tiene una perspectiva diferente». Las declaraciones de su jefe, el presidente del grupo Kering, François-Henri Pinault, indican un deseo de cambio de rumbo para la casa florentina.

Esto ya no es solo un desfile, me estresa todo el trabajo que hay detrásAlessandro Michele

Cuando Michele ascendió a la dirección creativa de Gucci en 2015, impactó inicialmente su propuesta en un mundo sobrio. Presentó «rebequitas de monja» en punto ancho, modelos con gafotas y gorra, atuendos de la «vieja'l visillo» y prendas sacadas de alguna tienda de segunda mano de Portobello. Todo inesperado, feista y revolucionario. Desde luego impensable en la época de la predecible Frida Giannini, su predecesora, que también salió por patas de la casa italiana.
El diseñador Alessandro Michele, durante la Semana de la Moda de Londres

El diseñador Alessandro Michele, durante la Semana de la Moda de LondresGTRES

Pero tras el éxito del barroco retro de Gucci, fueron muchas las marcas que siguieron su estela, de modo que ahora el retro de abuelita o el estilo de monja vestida de seglar se ha hecho común y tanto los zapatos de tacón grueso que replicaban los de la reina Isabel II como los abrigos tupidos monocolor en corte años 60 están por todas partes. Lo mismo que le ocurrió a Prada hace años, cuando otras marcas como Vuitton se aproximaron a su estilo vanguardista e intelectual, canibalizando su parte de mercado.
Ahora que tras la pandemia parece que el consumo de moda ha bajado en pro de artículos de más calidad, kilómetro cero y piezas más intemporales, Vuitton y Hermès crecen en torno a un 23 % este año, mientras que Gucci va decreciendo su crecimiento positivo en pos del cero.
Alessandro Michele y el cantante Harry Styles, durante la gala MET del año 2019

Alessandro Michele y el cantante Harry Styles, durante la gala MET del año 2019Evan Agostini via GTRES

Hace meses se anunció que Michele estaría acompañado de otro creador, una noticia sorprendente que no auguraba nada bueno para él, que llevaba años siendo la estrella de la moda. Y es que su grupo se ha dado cuenta de que tienen que actualizar a su propia gallina de los huevos de oro para que se mantenga joven y al día. Kering, con marcas como Bottega Veneta, Balenciaga o Saint Laurent, conminó a Michele a rehacer el estilo de la marca, algo que el director creativo no ha podido completar. Quién sabe cual será el próximo en desaparecer «del barco». La moda, ese Saturno que devora a sus hijos.
Comentarios
tracking