23 de mayo de 2022

El turismo familiar encara 2022 con optimismo

El turismo familiar encara 2022 con optimismoUnsplash

Ocio y entretenimiento

Siete de cada diez familias cree que este año gastarán más en viajes

La Federación Española de Familias Numerosas ha presentado el IX Estudio de Turismo Familiar que concluye con un panorama optimista para 2022

La pandemia ha cambiado los hábitos de vida a todos los niveles y en particular, en cuanto al turismo, uno de los sectores más afectados por la crisis del COVID-19, que en 2021 se ha ido recuperando lentamente y que ofrece un horizonte optimista, en gran parte, por la propia evolución de la pandemia, y también gracias al esfuerzo que el sector ha realizado para adaptarse a las nuevas circunstancias y ofrecer espacios y servicios seguros.
Esta es una de las conclusiones del IX Estudio de Turismo Familiar, realizado por la Federación Española de Familias Numerosas, en colaboración con la consultora DNA Ocio y Turismo, para analizar las pautas de consumo turístico de las familias, y que pone de manifiesto cómo la pandemia ha modificado la forma de viajar de las familias.
El estudio refleja cómo las restricciones de movilidad y la confianza en la seguridad/salubridad siguen condicionado los hábitos viajeros de las familias en 2021, aunque en menor medida que el año anterior. Y es que la evolución de la pandemia en términos sanitarios y la adaptación del sector turístico al nuevo escenario han supuesto un incremento de los viajes en términos generales: en 2021 un 85 % de las familias realizó al menos un viaje de vacaciones, lo que supone un incremento del 5,35 % con respecto a 2020, un pequeño aumento que demuestra una mayor confianza de las familias a la hora de viajar.
Además, en relación al año que acaba de comenzar y en términos de gasto en viajes, la tendencia es optimista: la mayoría de las familias, casi 7 de cada 10 familias (67,86 %), afirma que en 2022 gastará más en viajes que el año 2021.
Los destinos de interior son menos elegidos por las familias

Los destinos de interior son menos elegidos por las familiasPexels

Precio, no masificación y protección

Lo que ha cambiado notablemente es la forma y los factores que influyen o se tienen más en cuenta a la hora de disfrutar de las vacaciones, en especial, en cuanto al destino, el alojamiento y la organización del viaje. Así, el estudio pone de manifiesto que lo más importante a la hora de elegir adónde viajar sigue siendo el precio (37,89 %), pero seguido muy cerca de la necesidad de encontrar destinos no masificados (33,68 %), lugares en los que encontrarse menos expuestos a los riesgos del Coronavirus.
Hay tendencias que se mantienen, como lo referente al tipo de destino elegido por las familias: tanto en 2021 como en el horizonte de 2022, el sol y la costa siguen siendo la prioridad para las familias, que lo eligieron mayoritariamente el pasado año (46,84 %), siendo juntamente con el turismo de aventura el único tipo de turismo que aumentó respecto el año anterior. De igual forma, en 2022, el destino de sol y playa será el elegido mayoritariamente para las vacaciones en familia, según afirma más de la mitad de las familias, seguido del destino rural del interior. 

El destino favorito

A pesar de todos los cambios generados por la pandemia en los hábitos de turismo, el estudio muestra algunas tendencias que se mantienen año tras año y una de ellas es la relativa a los destinos nacionales preferidos por las familias, que de nuevo encabeza Andalucía, como la comunidad favorita para las vacaciones familiares en todas las épocas del año.
De cara a 2022, las familias tienen claro que, si pueden, elegirán el sur de España, y después Cataluña y Baleares para primavera y verano, y Aragón y Canarias, en otoño e invierno. 
Los destinos de costa son los favoritos de las familias

Los destinos de costa son los favoritos de las familiasUnsplash

Casas de amigos, el mejor alojamiento

El principal tipo de alojamiento turístico seleccionado por las familias para sus vacaciones sigue siendo el de casas de familiares y amigos, que eligieron en 2021 el 37 % de las familias, seguramente por ser el más económico. El alojamiento hotelero y los apartamentos turísticos, a pesar de experimentar un ligero aumento respecto el año anterior, siguen muy lejos del peso que tenían antes de la pandemia. 
Las ofertas y descuentos en precio, las habitaciones amplias y comunicadas y las medidas higiénico–sanitarias de distanciamiento social son los tres elementos que las familias esperan encontrar en un alojamiento en 2022. Los elementos a los que dan menos importancia son los servicios tecnológicos y la gastronomía adaptada a niños. 
En cuanto a actividades, las familias se decantan por aquellas que pueden realizarse al aire libre y con menor concentración de gente. Así, y dado que la costa sigue siendo el destino mayoritario, el baño es la actividad preferida por las familias, a pesar de disminuir ligeramente respecto el año anterior (-4,5 %), seguido por los paseos y caminatas a pie (53,8 %).

Información turística

Si a algo ha influido la pandemia es a la organización de los viajes, tanto en lo que respecta a la planificación y reservas, como a las fuentes de información o inspiración para preparar la escapada. La incertidumbre generada por el coronavirus sigue determinando que cada vez más familias viajen sin reserva o con un plazo de reserva bajo. Las reservas con una antelación de 1 a 3 meses y de 4 a 6 meses han caído de manera considerable, mientras que sube el porcentaje de familias que viaja `a la aventura´ (sin reserva), que antes de la pandemia suponía sólo el 2 % y actualmente supera el 9 %.
Tradicionalmente, las familias consultaban más fuentes de información durante la fase de inspiración, para elegir dónde y cómo viajar; sin embargo, ahora se consulta menos en la fase de inspiración (las consultas han caído del 39 % al 20,3 %) y en la de planificación (descenso del 22,9 % al 14,5%) y mucho más durante el viaje (las consultas cuando ya se está viajando han pasado de un 14,5 % a un 39,6 %).
Comentarios
tracking