27 de junio de 2022

Un bebé que nace por cesárea no tiene más probabilidades de tener alergias alimentarias que uno que nace por vía vaginal

Un bebé que nace por cesárea no tiene más probabilidades de tener alergias alimentarias que uno que nace por vía vaginalPexels

¿Influye una cesárea en las alergias alimentarias que pueda tener un bebé?

Un nuevo estudio del Murdoch Children´s Research Institute sugiere que no, además de demostrar que hay alergias como al huevo y los cacahuetes que desaparecen solas antes de los seis años

A la hija de Nicole McEvoy, Moira, de tres años, le diagnosticaron alergia al huevo seis meses después de tener una reacción alérgica potencialmente mortal a una pequeña cantidad de huevos revueltos. «Dejó de respirar y pensamos que se estaba ahogando, pero después de someternos a varias pruebas supimos que era anafilaxia», dijo. «No tenemos antecedentes familiares de alergias, por lo que nunca se nos pasó por la cabeza que alguno de nuestros hijos tuviera alergias alimentarias».
Nicole confiesa que cuando estaba embarazada había muchas cosas que debía considerar, como saber si debe preocuparse por si tener una cesárea aumentará el riesgo de alergia a alimentos. Sin embargo, una nueva investigación del Murdoch Children´s Research Institute sugiere que no, que los partos por cesárea no están relacionados con un mayor riesgo de alergias alimentarias durante el primer año de vida.

La exposición a bacterias

La profesora asociada de Murdoch Children's, Rachel Peters, confirma que la asociación entre el modo de parto y el riesgo de alergia a los alimentos seguía sin estar clara antes de este estudio debido a la falta de investigación que vincularan los resultados precisos de la provocación alimentaria con información detallada sobre el tipo de parto por cesárea. El estudio encontró que del 30 % nacido por cesárea, el 12,7 por ciento tenía alergia alimentaria en comparación con el 13,2 % nacido por vía vaginal.
Peters explica que se pensaba que existía un vínculo potencial entre estos partos y la alergia que podían reflejar diferencias en la exposición microbiana temprana –bacterias de la vagina de la madre– durante el parto. Los bebés que nacen por cesárea tienen un contacto menor con las bacterias del intestino y la vagina de la madre, que influye en la composición de la microbiana y en el desarrollo del sistema inmunitario del recién nacido. «Sin embargo, no parece desempeñar un papel importante en el desarrollo de la alergia alimentaria», dice Peters.

Alergias que se van solas

Australia es de los países con tasas más altas de alergias alimentarias infantil en el mundo, por lo que no es de extrañar que haya sido allí donde se haya llevado a cabo este estudio. Los investigadores también han demostrado que el 30 % de las alergias a los cacahuetes y el 90 % de los casos alérgicos al huevo se resuelven de forma natural antes de los seis años de edad. Saber esto hace que madres como Nicole McEvoy, con hijas con grande ataques de alergia como Moira, encuentren la esperanza en que eso no es para siempre. «Sería un enorme alivio que para cuando Moira comenzara la escuela, la alergia se hubiera resuelto y no tuviera que preocuparse por evitar los huevos por el resto de su vida», reconoce esta madre.
Comentarios
tracking