01 de julio de 2022

Las instalaciones de Planned Parenthood en Wisconsin ya no dan citas para abortar

Las instalaciones de Planned Parenthood en Wisconsin ya no dan citas para abortarGoogle Street View

Lucha por la Vida

La mayor multinacional del aborto de EE.UU ya no da citas para abortar en Wisconsin

A esperas de que la Corte Suprema del país revoque el fallo Roe v. Wade, Planned Parenthood ha dejado de agendar a mujeres para poner fin a su embarazo

Las tres facilidades de Planned Parenthood, la mayor multinacional del aborto de Estados Unidos, han parado temporalmente de agendar abortos para mujeres en esta ciudad pasado el 25 de junio. Se anticipan así a la decisión de la Corte Suprema sobre el fallo Roe vs. Wade, que ha dado cobertura constitucional al aborto desde 1973.
«Uno de los aspectos más duros es no saber cuándo se va a tomar la decisión y cuál va a ser», ha afirmado Michelle Velásquez, directora de servicios legales de Planned Parenthood Wisconsin.
En este estado, existe una ley de 1849 que prohíbe el aborto y que el actual gobernador Tony Evers intenta eliminar. Si permanece en vigor y el fallo de Roe es revocado, los bebés por nacer quedarían protegidos en Wisconsin. A la espera de que esto ocurra, la multinacional está derivando a sus clientes para que puedan abortar en Illinois y Minnesota.

Más de 200 abortorios cerrados

Wisconsin y su gobernador son eminentemente proabortistas. Evers ha entregado a Planned Parenthood millones de dólares para paliar los efectos de la pandemia, algo que justificó afirmando que el dinero no se destinaría al aborto. Durante su mandato, el gobernador demócrata ha vetado cinco proyectos de ley a favor de la vida, entre ellos uno que habría brindado atención médica a supervivientes de abortos.
«Lo dije antes, y lo diré de nuevo hoy: mientras sea gobernador, vetaré cualquier legislación que haga retroceder el reloj de los derechos reproductivos en este estado, y eso es una promesa», dijo en una ocasión.
Si el fallo Roe vs. Wade queda anulado, se estima que más de 200 centros abortista cierren por todo el país cuando se permita que la ley pueda proteger la vida. Un estudio de la Universidad de San Francisco así lo detalla. Puede parecer un gran número de cierres, no obstante, son solo un cuarto de los 790 abortorios que hay por todo el territorio estadounidense.

Temas

Comentarios
tracking