12 de agosto de 2022

Pace Galbraith, mientras estaba en el hospital

Pace Galbraith, mientras estaba en el hospitalI.G.

Un bebé que nació 101 días antes de tiempo sobrevive envuelto en una bolsa

Pace pasó los cuatro meses siguientes a su nacimiento ingresada en la UCI de neonatos, pero después pudo irse a casa con su familia

Pace nació en la semana 25 de gestación, pesaba poco más de 500 gramos y era tan pequeña que cabía en la palma de la mano de su madre, Isabella Gailbraith. A sus 101 días de prematuridad, la pequeña fue envuelta al venir al mundo en una bolsa de plástico que le permitió sobrevivir ya que regulaba su temperatura adecuadamente.
El primer hijo de Bella, como la llaman sus conocidos, había nacido también antes de tiempo, unas 10 semanas antes de lo previsto, por lo que pensaban que podía volver a ocurrir. El pasado 7 de marzo rompió aguas y fue al Hospital Infantil de Bristol, donde le practicaron una cesárea de urgencia cuatro días después.
Según cuenta su madre, Pace quería salir del útero ya desde la semana 24, pero los médicos le mandaron un medicamento para retrasarlo una semana más. «Cuando nació, los médicos estuvieron intentando que respirara durante cinco minutos», dijo Isabella.
A medida que la recién nacida iba creciendo y ganando peso y fuerza, sus padres pudieron comenzar a coger a Pace en brazos. «La primera vez que la abrazamos fue cuando tenía una semana», confiesa su madre. No ha sido hasta bien entrado el verano cuando la pequeña ha podido ir a casa con su familia y conocer a sus otros dos hermanos.
Durante su estancia en el hospital, Pace a recibido seis transfusiones de sangre y aún necesita oxígeno, pero contra todo pronóstico, ha superado todas las expectativas de los médicos de sobrevivir y hacer el viaje de vuelta a su casa.

Temas

Comentarios
tracking