26 de septiembre de 2022

Mikey Schachle

Mikey SchachleFamilia Schachle (CNA)

Lucha por la Vida

Michael: el bebé milagro por el que hicieron beato al fundador de los caballeros de Colón

En el útero materno, a Mikey le fue diagnosticado primero síndrome de Down y posteriormente hidropesía fetal

Michael McGivney Schachle nació el 15 de mayo de 2015, el decimotercero de los hijos de Daniel y Michelle. Aún sin saberlo, la lucha por la vida del pequeño Mikey comenzó meses antes, cuando le fue diagnosticado en el útero de su madre síndrome de Down (en enero de 2015) e hidropesía fetal (en mayo del mismo año), una rara condición que provoca que se acumulen cantidades anormales de líquido en los tejidos y órganos del bebé y causa hinchazón.
Tras la ecografía, que desveló lo que el futuro le deparaba a Mikey, y que entonces sus padres pensaban llamar Benedict –como su abuelo materno–, el médico confirmó a los padres de la familia Schachle que la posibilidad de que sobreviviera era nula, no existía; y les comentó la posibilidad de abortar.
Su fe les impidió, siquiera, el planteárselo como una opción y comenzaron a rezar. Daniel Schachle comenzó a pedir por la curación de su hijo a Michael McGivney, el sacerdote católico nacido en Connecticut, que fundó la orden de los Caballeros de Colón. Si sanaba, el padre prometió ponerle su nombre, en vez de Benedict, pero no.
La familia Schachle

La familia SchachleD.S. (CNS)

A pesar de las malas noticias, la familia realizó un peregrinaje a Europa, donde fueron testigos de varias señales. En Roma, el sacerdote de su parroquia quiso celebrar misa en el Vaticano y eligió una capilla al azar para ello. Resultó ser la misma capilla para la que la orden de los Caballeros de Colón había financiado la restauración de la imagen de Nuestra Señora del Socorro, varios años antes.
En Fátima, mientras la familia oraba por un milagro para el bebé, fueron sorprendidos en misa por una lectura del cuarto capítulo del Evangelio de san Juan, en el que un oficial, cuyo hijo está enfermo, pide a Jesús por su sanación. Éste responde: «Puedes irte; tú hijo vivirá».
Cuando la familia volvió de su peregrinación, Michelle acudió a su cita para realizarse la ecografía de seguimiento que le tocaba. Lo que ese día vieron en la pantalla sería más tarde aceptado como evidencia para la beatificación de McGivney.
El líquido y la hinchazón habían desaparecido. No había rastro de hidropesía. Fue ese día que dejó de ser Benedict y el pequeño recibió el nombre de Michael McGivney Schachle, cuyo tocayo fue beatificado en octubre de 2020, después de que el Papa Francisco reconociera el milagro.

Temas

Comentarios
tracking