08 de febrero de 2023

Los adolescentes guardan su móvil como un tesoro

Los adolescentes guardan su móvil como un tesoroUnsplash

Las redes sociales pueden provocar cambios cerebrales en adolescentes

Según un nuevo estudio publicado en Jama Pediatrics, estos tendrían que ver con las recompensas sociales

Instagram, Snapchat, Facebook... Los jóvenes pasan conectados a las redes sociales buena parte de su día. Un nuevo estudio, publicado en Jama Pediatrics, ha asociado estas plataformas a cambios cerebrales que se pueden producir en los adolescentes que pasan más tiempo conectados.
El equipo, de la Universidad de Carolina del Norte, descubrió que los adolescentes de 12 años que con más frecuencia consultaban sus redes mostraban una mayor sensibilidad a las recompensas sociales. Si bien, no está claro que esta sea la causa directa.
Y lo hicieron a través de escáneres cerebrales de 169 estudiantes de entre 12 y 13 años, momento en el que el desarrollo del cerebro se acelera especialmente, a los que se dividieron en tres grupos en función de la frecuencia con la que consultaban el móvil, en habituales, moderados y no habituales. Los primeros miraban sus redes mínimo 15 veces al día, mientras que los moderados, entre una y 14 veces, y por debajo de estos, se encontraron los no habituales.
Los participantes fueron sometidos a tres escáneres cerebrales a la vez que jugaban a un juego de recompensas y castigos, ejemplificados con compañeros sonrientes o con el ceño fruncido. Todo el estudio duró aproximadamente un año, y al terminar los investigadores observaron que mientras jugaban, los usuarios habituales de redes sociales tenía una activación mayor en tres áreas cerebrales:
  • En los circuitos de procesamiento de recompensar, que se asocian con experiencias como asumir riesgos o ganar dinero.
  • Las regiones que se encargan de la priorización y la relevancia, que seleccionan lo que destaca en el entorno.
  • Y por último, en la corteza prefrontal, área del cerebro relacionada con la autorregulación y control de la conducta.
Lo que mostraron los usuarios que más habitualmente consultaban sus redes fue una hipersensibilidad a las respuestas de los compañeros, para los que eran importantes. Mientras, los que se encontraban en el grupo de estudio de no habituales, mostraron un interés decreciente en este tipo de recompensas sociales.
Los investigadores todavía no han podido despejar la incógnita de si estos cambios son causa o consecuencia del uso de las redes sociales, o de si son beneficiosos o perjudiciales; ni siquiera su magnitud, tan solo su existencia.
Comentarios
tracking