20 de mayo de 2022

Gareth Wittstock at 2013 MONAA CharityGala held at the Monte Carlo Sporting in Monaco. On november 15th 2013

Gareth Wittstock lleva la Fundación que lleva el nombre de Charlene y desde la que promueve proyectos educativosGTRES

Gente

El otro hombre en la vida de Charlene de Mónaco

La Princesa se siente respaldada por su hermano Gareth, a quien llaman «el conde de Mónaco» por su alta presencia en la vida social del país

La vida de Charlene de Mónaco cambió inevitablemente al casarse con el Príncipe Alberto. Recuperada de su infección otorrinolaringológica, asumió con valentía y optimismo su regreso a casa después de pasar casi un año en Sudáfrica y varios meses en una clínica especializada de los Alpes Suizos. A pesar de que, en ese momento, quisieron dar una imagen de familia unida y aparente normalidad, los gestos de tristeza de la Princesa Charlene eran evidentes.
Tanto que la revista francesa Voici publicó que Charlene permanecía tan solo al lado de su marido por un acuerdo meramente económico. El matrimonio firmó un contrato por el que ella recibirá 12 millones anuales a cambio de representar a la Casa Grimaldi en actos oficiales. Esto le permitirá tener una vida alejada de Palacio, en Suiza, pero también de sus hijos.
La revista Voici reconoce, además, que no es la única cláusula estipulada en dicho contrato, una información que seguro hará correr ríos de tinta. El medio monegasco ha destapado los acuerdos ventajosos para la familia de Charlène. Monaco Tribune anunciaba recientemente que Gareth Wittstock, hermano de la princesa, obtenía la nacionalidad monegasca el pasado 27 de abril, lo que le convierte en ciudadano de pleno derecho del principado, donde vive desde la boda de su hermana en 2011.
Por si fuera poco, Gareth es el secretario general de la fundación que lleva el nombre de Charlène y al menos otros cuatro miembros de los Wittstock también obtienen sus ingresos de dicha institución. Financiando proyectos educativos en todo el mundo a través de diferentes programas, la fundación fue creada en 2012 con el compromiso de «construir un mundo donde los niños de todos los orígenes puedan prosperar en un entorno seguro y aprender a vivir juntos». Además, ha invertido en los cafés Starbucks del Principado.
Gareth Wittstock, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo el Día de Mónaco

Gareth Wittstock, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo el Día de MónacoGTRES

Tal es su presencia en la vida social del país que hay quien le apoda «el conde de Mónaco». Incluso asistió a la misa Te Deum con motivo de la Fiesta Nacional, que tuvo lugar el pasado noviembre. Es habitual también del Día de la Fiesta Nacional, el baile de la Cruz Roja o la tradicional inauguración del mercado navideño, además de haber posado en el balcón del palacio Grimaldi junto a su hermana, cuñado y otros miembros de la realeza.
Incluso con la ausencia de la Princesa Charlene por sus problemas de salud, Wittstock ha estado presente en todos estos actos arropando al monarca monegasco en todo momento. Claro que no acude en soledad, sino con la familia que ha formado junto a Roisin Gavin, una mujer de origen irlandés a la que conoció en Mónaco y con quien tiene a Kaia Rose y Bodie, quienes suelen compartir también tiempo con sus primos.
Sin duda, se ha convertido en el mejor apoyo y confidente de Charlene en estos momentos. De hecho, él mismo así lo aseguraba hace varios años en una entrevista: «Mi hermana necesita el apoyo de sus seres queridos y nuestro vínculo es muy fuerte. La veo regularmente, nos visitamos y mi hija juega con sus mellizos. Es algo muy conmovedor y especial para nosotros».
Comentarios
tracking