28 de septiembre de 2022

Donald Trump, en una imagen de archivo del certamen Miss Universo fechada en 2015

Donald Trump, en una imagen de archivo del certamen Miss Universo fechada en 2015AFP

«Fui su conejito de indias»: una Miss Universo acusa a Trump de haber abusado de ella

Asegura que el expresidente le puso el apodo de ‘Miss Piggy’ por los kilos que cogió tras el certamen. «Llegué a vomitar 35 veces al día»

El nombre de Donald Trump volvió a la actualidad esta semana (si es que alguna vez se fue) después de que el FBI entrase en su mansión en busca de documentos. Sin embargo, un nuevo 'incendio' asoma en la agenda del expresidente después de que la prensa internacional recoja las acusaciones de abuso realizadas por Alicia Machado, una Miss Universo de mediados de los 90.
Según el relato de la modelo venezolana, todo ocurrió en el año 1996 cuando, con tan solo 20 años, logró hacerse con el prestigioso título de Miss Universo. Aquello le reportó una gran felicidad, pues había conseguido cumplir uno de sus mayores sueños y, además, en representación de su propio país. Aunque lo suyo le costó, creyó que el esfuerzo que hicieron tanto ella como su familia había merecido la pena. Sin embargo, ninguno de ellos imaginó que precisamente su paso por el certamen le iba a suponer tener que vivir una auténtica pesadilla. Pero así fue.
La modelo venezolana Alicia Machado, Miss Universo 1996

La modelo venezolana Alicia Machado, Miss Universo 1996©RADIALPRESS

Tal y como reveló la ex miss a Yordi Rosado durante una entrevista para su canal de YouTube, «tuve muchos problemas de autoestima como consecuencia de un bullying masivo». «Fue un año muy traumático», confesó. Lejos de querer renunciar a la posibilidad de compartir sus vivencias con todo el mundo, Alicia se atrevió a señalar a Donald Trump como el verdadero culpable de todos los males que vivió en aquella época: «Compró el certamen a los dos meses de que yo ganase. Fui su conejito de indias. Yo no erra dama de compañía, yo era Miss Universo, y él quiso comprarlo para tener su harem», empezó diciendo. «Nunca fui una niña ‘bulleada’ hasta que llegué a las manos de Trump. Viví el bullying en carne propia. A veces un comentario puede causar un daño irreversible», añadió.
A consecuencia de todo lo sufrido al lado del exdirigente de Estados Unidos, Machado sufrió varios problemas de salud que le obligaron a ir a terapia intensiva «durante casi seis años»: «Fui bulímica y anoréxica crónica», aseguró.

Le tenía mucho miedo, no podía verlo a la cara. Nunca un hombre me había hecho sentir tanto temorAlicia MachadoMiss Universo

Tal y como ella misma contó, todo sucedió a raíz de su regreso de Asia. Por aquel entonces sentía que le sobraban varios kilos, por lo que decidió llamar a su compañía para informar de su situación y pedirles que le ayudaran a buscar un buen nutricionista. Pasadas unas horas, su compañía volvió a ponerse en contacto con ella para decirle que habían encontrado un entrenador en Nueva York, una propuesta que ella aceptó de inmediato.
Ella estaba feliz, pero la sonrisa se le borró de un plumazo cuando, al llegar, vio que Trump le había adjudicado el apodo de ‘Miss Piggy’ por los kilos que había cogido, obligándola incluso a practicar ejercicio frente a los medios de comunicación, algo que ella misma se tomó como una humillación. Tras subirse a la bicicleta, le comunicó a Donald Trump que ella no quería hacer eso: «Me contestó: ‘no me importa porque estoy pagando por esto’. Y a raíz de ahí comencé a vomitar. Vomitaba 35 veces al día», confesó emocionada y algo conmovida por todo el dolor sufrido en el pasado.
Así, además de referirse al estadounidense como «un tipo que descalifica a la gente con mucha ligereza», y como «un anciano millonario que ha ganado dinero pisoteando a la gente», Alicia confesó: «Le tenía mucho miedo, no podía verlo a la cara. Nunca un hombre me había hecho sentir tanto temor. Fui abusada psicológicamente, nunca otra cosa, gracias a Dios, y porque yo ponía sillas detrás de la puerta para que no se me metiera en el cuarto», explicó.
Sin embargo, logró salir adelante y, aunque jamás podrá olvidar el infierno que vivió junto al político, está muy orgullosa de sí misma por todo lo conseguido desde entonces: «Ahora soy una mujer madura con una hija de 14 años. Miro al pasado y me doy mucha ternura porque solo me defendí de lo que podía. Nunca voy a olvidar vivir a manos de Donald Trump», expresó. Ahora, ha decidido escribir un libro donde narra, con todo detalle, todo lo que vivió desde su triunfo en el certamen.

Temas

Comentarios
tracking