25 de septiembre de 2022

El español se ha impuesto a los 99 aspirantes que buscaban la corona de las cocinas

El español se ha impuesto a los 99 aspirantes que buscaban la corona de las cocinasGTRES

Gente

David Muñoz: la intensa vida personal y un potente patrimonio tras la figura del chef nº1

El marido de Cristina Pedroche vuelve a revalidar por segundo año consecutivo su premio como mejor cocinero del mundo

La sala de trofeos de David Muñoz tiene desde hace unas horas un nuevo premio. El famoso cocinero ha sido distinguido por segundo año seguido con el reconocimiento de mejor chef del mundo. Se trata de un galardón que se entrega en los The Best Chef Awards y en el que el español se ha impuesto a los 99 aspirantes que buscaban la corona de las cocinas. Por si fuera poco, ha tenido el placer de recogerlo en su ciudad ya que la entrega de premios ha tenido lugar en el Palacio de Cibeles de Madrid.
La historia personal de David Muñoz se escribe tras los fogones. Poseedor de una mente creativa culinaria sin parangón, lleva años convertido en referencia mundial en su disciplina. Nacido el 15 de enero de 1980, fruto de la unión entre Rosa y un ingeniero industrial, se crio en el madrileño barrio de La Elipa. Lo suyo con la cocina no fue una pasión heredada. Nadie en su familia se había dedicado a esto pero con 8 años empezó a cocinar recetas para sus padres de un libro titulado La Cocina Mediterránea.

Pronto tuvo claro que quería dedicarse a esto y sus primeros pasos en la cocina fueron en la Escuela de Hostelería de Torrejón de Ardoz. Durante un tiempo compaginó sus estudios con prácticas en el restaurante Balzac, conducido por el chef Andrés Madrigal. Sus primeras candidaturas para trabajar las envío a restaurantes de la Guía Michelín de Londres, donde curiosamente montaría después el clausurado StreetXO. Conseguiría acceder a algunos, especializados en comida francesa, y en cocina asiática.
Por aquel entonces, mantenía una relación sentimental terminada en matrimonio con Ángela Montero, junto a quien decidió abrir DiverXO. De hecho, ella fue jefa de sala durante bastante tiempo. Este proyecto nació como un humilde restaurante en Tetuán y ninguno pensaba que iba a llegar a ser referencia en la capital, como es ahora. Ambos se separaron en 2013 y ella se desligó de los vínculos empresariales que les unían.

El año 2014 fue clave para David Muñoz porque llegó a su vida Cristina Pedroche. Era un frío mes de diciembre y ambos se convertían en objeto de los paparazzi. No estaban cómodos con esa exposición pero tampoco escondían su relación. Se casaron en 2015 en su apartamento en una boda ante notario y «en vaqueros con zapatillas», tal y como ellos mismos dijeron. Sus alianzas fueron negras. Una personalidad sencilla y humilde que extrapolaban a otras parcelas de la vida. Sin embargo, su éxito en los negocios los llevó a elevar su nivel de vida y finalmente cambiaron Vallecas por la exclusiva Finca de Pozuelo de Alarcón. Ahora triunfan gracias a sus restaurantes.
Durante la gala de entrega del galardón a Muñoz se vivió un momento muy bonito. El premiado quiso acordarse de su mujer durante el discurso. Cristina Pedroche ha sido parte importante de sus éxitos porque trabajan codo con codo: «Quiero agradecer también a Cristina, mi mujer, porque sin ella no habría sido posible todo lo que estamos haciendo estos años en el mundo XO. Ella me cambió la vida hace ocho años y todavía seguimos trabajando juntos para mejorar. Ocho años después me siento mucho mejor cocinero y mucho mejor persona», exponía. De repente, se escuchó un “¡¡Te quieroooo!! desde el patio de butacas que procedía de su esposa.
Comentarios
tracking