06 de diciembre de 2022

Britain's Prince Harry and Meghan Markle , Duchess of Sussex following the death of Queen Elizabeth II in Windsor, England, Saturday, Sept. 10, 2022.

El Príncipe Harry y Meghan MarkleGTRES

El sorprendente nombre que los trabajadores de Harry y Meghan se pusieron a sí mismos

Un nuevo libro sobre los duques de Sussex cuenta nuevos detalles de la complicada relación que el matrimonio mantenía con sus empleados

No habrá paz para Harry y Meghan. O al menos eso parece tras los incontables artículos que su paso por Reino Unido tras la muerte de Isabel II han provocado. Y no solo eso. Mientras en el país natal del príncipe se contiene el aliento esperando la publicación de su biografía, Valentine Low, reportera real del Sunday Times, ha escrito un libro en el que detalla algunos de los episodios más complicados de la pareja en Buckingham, saliendo especialmente mal parada la protagonista de Suits.
Uno de los datos que ha corrido como la pólvora ha sido el nombre con el que el gabinete de trabajadores del matrimonio se autodenominaba: «los supervivientes de los Sussex». Un sobrenombre que deja intuir el mal ambiente que, desde hace años, se ha ido filtrando que existía entorno al hijo pequeño del ya Rey Carlos III. La citada periodista, que ha trabajado en las páginas de su publicación recopilando datos durante años, asegura que Meghan fue catalogada como una «sociópata narcisista» por parte de su equipo, quien vivió «momentos de pánico» debido a la actitud de la duquesa en un viaje a Fiyi que tuvo lugar en 2018.
Meghan Markle , Duchess of Sussex during the carriage procession for Queen Elizabeth II's state funeral from London to Windsor on 19 September 2022

Meghan Markle, en el funeral de Isabel IIGTRES

El libro, del que aún se ha publicado solo un avance, aborda un tema tan delicado como la confesión de Markle a Oprah, cuando aseguró haber tenido pensamientos suicidas y no haber tenido ningún apoyo por parte de ningún trabajador de la Firma. Una cuestión que, según lo que Law ha podido recopilar no solo no era cierta sino que formaba parte de «una estrategia deliberada para dejar la vida real. Esos miembros del personal sintieron que ella quería poder decir 'Mira cómo no me apoyaron'»
Según la mencionada reportera, alguien que ya no trabaja para la Corona le asegura que en todo momento la intención de Meghan era transmitir que estaba siendo rechazada por Palacio y sentencia que «el error que cometieron fue pensar que ella quería ser feliz. Quería que la rechazaran, porque estaba obsesionada con esa idea desde el primer día». El príncipe Harry tampoco sale bien parado esta vez, y sus maneras groseras y desagradables de dirigirse a sus trabajadores, incluso a través de los correos electrónicos con los que se comunicaban en muchas ocasiones parecen ser una queja común del equipo que les rodeó mientras permanecieron en la Institución.
Un trato lamentable hacia el personal que hizo que, a modo privado, el grupo de trabajadores que permaneció al lado de los Sussex hasta el final, optase por autodenominarse superviviente, como si de una guerra abierta se hubiera tratado su trabajo con ellos durante el tiempo que duró.
Comentarios
tracking