09 de diciembre de 2022

conor kennedy

Saltó a la fama por su corta relación con Taylor Swift

Gente

La desaparición pública de Conor Kennedy tras confesar que ha luchado en Ucrania

El sobrino-nieto de los Kennedy se alistó en el ejército sin revelárselo a nadie de su familia

Formando parte de una de las sagas familiares más importantes del último siglo en Estados Unidos, Conor Kennedy tenía un futuro asegurado a la sombra de la tragedia. Por ahora, no ha sido la propia, sino la que ha vivido durante su estancia en Ucrania. El joven de 28 años decidió alistarse para combatir con las tropas ucranianas la ofensiva rusa. Nadie en su familia conocía su paradero, a excepción de su actual pareja, la cantante brasileña Giulia Be.
Solo ahora que ha vuelto sano y salvo a casa, el nieto de los Kennedy ha querido compartir algunas ideas de aquella experiencia tan angustiosa con sus seguidores de Instagram: «Se que esta historia está saliendo a la luz, así que quiero escribir mi artículo primero para aprovecharlo al máximo y animar a otros a tomar medidas».
El vástago político continuó revelando que mantuvo un perfil muy bajo mientras luchaba en el extranjero y explicó: «Como muchas personas, me conmovió profundamente lo que vi que sucedió en Ucrania durante el año pasado. Yo quería ayudar. Cuando me enteré de la Legión Internacional de Ucrania, supe que iría y fui a la embajada para alistarme al día siguiente. Le dije a una persona aquí dónde estaba, y le dije a una persona mi nombre real. No quería que mi familia o amigos se preocuparan, y no quería que me trataran de manera diferente allí».

Además, aseguró que no tenía experiencia militar previa y no era un gran tirador, pero podría cargar material pesado y aprender rápido. «Estaba dispuesto a morir allí, así que aceptaron enviarme al frente del noroeste», subraya. Aunque no aclara cuánto tiempo pasó en la guerra –solo dice que su tiempo allí «no fue largo»–, sí que reconoce cómo se sintió: «Disfruté siendo soldado más de lo que esperaba. Da miedo, pero la vida es sencilla y las recompensas a cambio de reunir el valor y hacer el bien son considerables. Sé que tengo suerte de estar aquí de vuelta, pero también volvería a correr los mismos riesgos de nuevo».
Aunque reveló la noticia hace poco menos de un mes, sus palabras siguen generando eco en Estados Unidos, donde los medios se preguntan no solo en qué lugar se encuentra sino cuál es su nivel de implicación con la guerra una vez que la ha abandonado. Además el hecho de que no haya publicado nada en sus redes desde que anunció su implicación les hace especular sobre cómo esta le ha podido afectar su paso por Ucrania a la vuelta a su vida «corriente» rodeada de lujos.
«Como todas las demás, es horrible. Las personas que conocí fueron las más valientes que he conocido. Mis compañeros legionarios, que vinieron de diferentes países, orígenes e ideologías, son verdaderos luchadores por la libertad. Al igual que los ciudadanos que conocí, muchos de los cuales lo han perdido todo en su larga lucha contra la oligarquía y hacia un sistema democrático. Saben que esto no es una guerra entre iguales, es una revolución».
Conor saltó al ojo público por su pasada relación con Taylor Swift, aunque una vez roto el vínculo volvió al cobijo de los Hamptons y Aspen, donde se refugia cada que puede. Precisamente, en el paraíso americano del esquí fue detenido en 2017 en un bar por arrojar al suelo a otro hombre y comenzar a darle puñetazos en la cabeza. Aunque no es la primera vez que le pusieron los grilletes. También fue arrestado a las puertas de la Casa Blanca, en compañía de su padre, la actriz Daryl Hanna y otros treinta activistas que protestaban contra la construcción de un controvertido oleoducto en Dakota del Norte.
Ahora parece que ha sentado cabeza y concluyó instando a sus seguidores a seguir su ejemplo y hacer todo lo posible para apoyar a Ucrania en este momento. «Esta guerra dará forma al destino de la democracia en este siglo», dijo. «Hay más que decir sobre su política y el papel de los gobiernos occidentales allí. Por ahora, solo te insto a que ayudes a título personal. Únete a la legión, ayudar en la frontera o enviar suministros médicos. Todos los días, alguien sacrifica todo por una paz duradera. No se les puede pedir que actúen solos».
Comentarios
tracking