10 de diciembre de 2022

Algunas de las ruinas de la antigua Ciudad de David

Algunas de las ruinas de la antigua Ciudad de David

Hace 100 años en El Debate

5 de octubre de 1922: comienzan nuevos proyectos arqueológicos en Tierra Santa

Las nuevas excavaciones irían dirigidas a resolver los misterios de la historia del pueblo de Israel, así como de los Evangelios y de la vida de Jesucristo

«Toda Palestina va a ser objeto de un vasto plan de excavaciones, dirigidas por expertos y arqueólogos de varias naciones», informaba El Debate. Estos proyectos pretendían esclarecer muchas de las incógnitas, no solo de la historia del pueblo de Israel, sino también de los Evangelios y de la vida de Jesucristo. Era una empresa científico-religiosa que «no había que encarecer», según el periódico.
Dos años atrás, se había fundado el Departamento de Antigüedades y desde entonces se elaboraron catálogos con 7.223 objetos, los cuales, la mayoría de ellos podían ser vistos en el Museo de Palestina. Por otro lado, los investigadores de los trabajos habían señalado 1.467 sitios y monumentos de interés histórico que serían «custodiados para futuros estudios». Según El Debate, importantes yacimientos en las ciudades de Ascalón, Cesárea y Samaría estaban siendo vigilados por policías.
Todos los miembros de la Liga de las Naciones estaban autorizados para realizar este tipo de trabajos. Uno de los trabajos que se iba a realizar «con la colaboración de varias naciones» era la exploración del Monte Ofel donde según la tradición estuvo la ciudad de David construida en la antigua ciudadela de Jebús. Dicho monte se encuentra al sudeste de las actuales murallas de Jerusalén y gracias a las excavaciones realizadas en 1896 se piensa que allí estuvo el palacio de David y la sepultura de los reyes de Judá.
Comentarios
tracking