09 de diciembre de 2022

El canciller Kuno Von Westarp junto a los príncipes de Prusia

El canciller Kuno Von Westarp (en el medio a la izquierda) junto a los príncipes de PrusiaCreative Commons

Hace 100 años en El Debate

25 de noviembre de 1922: «Primero pan: luego reparaciones»

El nuevo canciller alemán Kuno leyó la declaración ministerial donde expuso todas las fases de la crisis que estaba atravesando el Gobierno

El canciller Kuno retrató en una de sus primeras intervenciones en el Gobierno las fases de las crisis que estaba atravesando el Ejecutivo. Entre ellas lamentó la ausencia de los socialistas como colaboradores del gobierno que los privaba de tener una fuerte mayoría, y a continuación habló de las posibles reparaciones que so podían acometer. El líder también habló de la imposibilidad de cargar con el peso de esta crisis para Alemania: ya no sólo lo afirmaba la propia nación germana sino los propios acreedores internacionales.
La dependencia en las divisas extranjeras, la falta de las colonias y de la flota estaban causando un derrumbamiento en la aparente prosperidad económica que no duraría ni hasta el invierno se aventuraba a decir el canciller. «Debemos sostenernos a nosotros mismos, según nuestro lema: primero pan y después reparaciones», aseguraba Kuno quien también dijo que las naciones aliadas debían entender esta consigna, sobre todo EE. UU.
Las consecuencias de perder la guerra debían de ser afrontadas por Alemania, sin embargo, el estado de agotamiento de la nación les incapacitaba para seguir pagando la deuda. El canciller afirmó que las políticas de reconciliación seguirían adelante. Kuno terminaría el discurso haciendo un llamamiento a la unión del país dando a entender que el Gobierno no dejaría de combatir a todos los movimientos separatistas que querían destruir Alemania
Comentarios
tracking