28 de noviembre de 2022

ggg

Steven Xu Tan Vice director de la Cámara de Comercio China en EE.UU. twitter.com/CGCCUSA/status

EE.UU. revoca permisos de operación a la empresa china Telecom por razones de «seguridad nacional»

El ente regulador de las telecomunicaciones estadounidense le da 60 días para interrumpir cualquier servicio que proporcione

La Comisión Federal de Comunicaciones adoptó una orden que pone fin a la capacidad de China Telecom (Americas) Corporation de proporcionar servicios de telecomunicaciones nacionales interestatales e internacionales dentro de los Estados Unidos. La Orden de revocación y rescisión instruye a China Telecom Americas a interrumpir cualquier servicio nacional o internacional que proporcione dentro de los sesenta días posteriores a la publicación de la orden.
En un comunicado de prensa, la Comisión Federal de Comunicaciones explicó que «promover la seguridad nacional es una parte integral de la responsabilidad de la Comisión» y «la acción de hoy lleva a cabo esa misión de salvaguardar la infraestructura de telecomunicaciones de la nación de posibles amenazas a la seguridad».
Basándose en parte en la recomendación de las agencias del Poder Ejecutivo, la Comisión concluyó que China Telecom Americas «no pudo refutar las serias preocupaciones del Poder Ejecutivo sobre su presencia continua en los Estados Unidos». En diciembre de 2020, la Comisión inició un trámite y estableció un proceso que permitió a China Telecom Americas, a las agencias del Poder Ejecutivo y al público presentar los restantes argumentos o pruebas al respecto.

Influencia del gobierno chino y riesgo de espionaje

La orden del ente regulador determinó que China Telecom Americas, una subsidiaria estadounidense de una empresa estatal china, «está sujeta a explotación, influencia y control por parte del gobierno chino y es muy probable que se vea obligada a cumplir con las solicitudes del gobierno chino sin suficiente procedimientos legales sujetos a supervisión judicial independiente».
También se justifica dicha decisión «en el cambio en el entorno de seguridad nacional con respecto a China desde que la Comisión autorizó a China Telecom Americas a proporcionar servicios de telecomunicaciones en los Estados Unidos hace casi dos décadas». La Orden determina que la propiedad y el control de China Telecom Americas por parte del gobierno chino «aumentan significativamente riesgos de seguridad nacional».
Permitir la continuidad de las operaciones de Telecom brinda «oportunidades para que China Telecom Americas, sus entidades matrices y el gobierno chino accedan, almacenen, interrumpan y/o desvíen las comunicaciones de EE. UU., lo que a su vez les permite participar en espionaje y otras actividades dañinas contra los Estados Unidos».
Finalmente el ente regulador alegó la falta de confianza en los directivos de la empresa para tomar la decisión., expresando que «la conducta de los representantes de China Telecom Americas ante la Comisión y otras agencias gubernamentales de los EE. UU. demuestran una falta de sinceridad, confiabilidad y confiabilidad que erosiona el nivel de confianza».
Este sería el primer episodio de un nuevo choque entre Estados Unidos y China bajo la administración demócrata de Biden.
Comentarios
tracking