30 de noviembre de 2022

Bloqueo de carreteras en la provincia de Cotopaxi, Ecuador

Bloqueo de carreteras en la provincia de Cotopaxi, EcuadorJosé Jácome / EFE

Todas las claves de las violentas protestas que sacuden a Ecuador

El principal movimiento indígena del país ha convocado nuevas protestas para este jueves contra el Gobierno del presidente Guillermo Lasso

Las movilizaciones protagonizadas los dos últimos días, principalmente en Quito, fueron convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Unión Nacional de Educadores (UNE). Estas organizaciones se unieron para protestar contra las reformas que pretende realizar el presidente Guillermo Lasso y contra la progresiva alza de los precios de los combustibles en los últimos meses.
Vídeos en redes sociales mostraron, desde por la mañana, piquetes y bloqueos con ramas, piedras y fuego, así como enfrentamientos de menor intensidad, en provincias como Imbabura, Cotopaxi y Azuay, en la Sierra andina y Guayas en la costa.
Organizaciones de derechos humanos han denunciado algunos casos de presunto uso excesivo de la fuerza por parte de agentes policiales, en uno de los casos contra una periodista, mientras que se ha denunciado también un caso de abuso sexual a una mujer.
La ministra de Gobierno (Interior), Alexandra Vela, dijo que en total 37 personas han sido detenidas a lo largo de ambas jornadas, algunos en las manifestaciones y otros por cortar y obstaculizar vías en varias provincias del país. Mientras que cinco agentes resultaron heridos en los enfrentamientos. 

Contexto de las protestas

El viernes pasado, en un intento por frenar la indignación de una parte de la ciudadanía, el presidente Guillermo Lasso anunció la congelación de los precios de los combustibles, lo que no persuadió ni a los sindicatos ni a los grupos sociales más afectados por la crisis que vive el país.
«El pueblo ecuatoriano se ha expresado hoy demostrando una vez más su disconformidad con las políticas liberales del presidente», se quejó José Villavicencio, presidente de la UGTE, al apelar al Gobierno para que la «congelación» se haga en base a los precios del mes de junio y no los de septiembre, que resultan ser mucho más altos.
«Lasso no ha escuchado y parte de la movilización de hoy es por el tema de los combustibles, entre otros aspectos», aseguró. También pesaba en las concentraciones el escándalo de los Papeles de Pandora, en los que aparecieron presuntamente  propiedades del mandatario en paraísos fiscales hasta 2017.
Según Carlos Jijón, portavoz presidencial, las movilizaciones no tuvieron gran acogida en la población. «La mayoría de los ciudadanos han actuado con indiferencia respecto a la movilización de hoy y esta se ha reducido al sector de la Conaie. El Gobierno sigue dispuesto a dialogar. En este momento el Gobierno no considera que podrá bajar el precio de los combustibles; pero ha hecho algo importante, ha congelado el precio».

El precio de los combustibles 

La Conaie, así como el FUT, la UNE y más organizaciones sociales reclaman la derogación del Decreto Ejecutivo 231 que incrementó y congeló el precio del galón de los hidrocarburos: las gasolinas extra y ecopaís subieron a 2,55 dólares el galón y el diésel aumentó a 1,90 dólares.
En entrevista con la cadena internacional CNN, transmitida horas después de que finalizara la marcha en el centro histórico de Quito, Jijón manifestó que el país está sumido en una compleja situación política y económica, donde el déficit fiscal asciende a 4.800 millones de dólares y el subsidio a los combustibles representa 1.500 millones.
Según el portavoz presidencial, hay indicios para suponer que la petición de reducir las tarifas del diésel y las gasolinas «es un pretexto de los dirigentes de la Conaie». «Uno puede sospechar que si el Gobierno baja el precio de los combustibles tampoco estarán contentos y pedirán dos cosas más. Y si el Gobierno acepta, las dos cosas más pedirán otras cuatro».
El funcionario sostuvo que por parte del Gobierno ecuatoriano se ha cedido en varios temas, como en lo referente al proyecto urgente Ley de Creación de Oportunidades. Al respecto, adelantó que, tras las conversaciones con asambleístas, el 28 de octubre se presentará al Legislativo el proyecto de ley tributaria.
Leonidas Iza, líder del movimiento indígena, reiteró que la intención de las organizaciones sociales es que el galón de diésel se fije en 1,50 dólares y en 2 dólares las gasolinas extra y ecopaís, mientras se establece una política de focalización de los subsidios.
Iza comentó que la propuesta fue planteada al presidente Guillermo Lasso durante la reunión que tuvo lugar el pasado 4 de octubre, en el Palacio de Carondelet. Con respecto al mecanismo de diálogo que ofrece el Gobierno, Iza dijo que esa vía es uno de los instrumentos más poderosos para superar diferencias, «pero un diálogo con resultados». También afirmó que el motivo de las movilizaciones es la crisis económica y que no se pretenden fines políticos.

La disputa continuará en las calles

La Conaie anunció que las movilizaciones continuarán, bajo el amparo del derecho a la resistencia, mientras el Ejecutivo no rebaje el precio de las gasolinas a las tarifas del 11 de junio.
Por su lado, el presidente Lasso pidió el martes a sus compatriotas decir «no» a las protestas de sectores sociales contra su Gobierno por considerar que estas acciones afectan a la economía de los pequeños negocios y de los hogares.
«Ecuador es un país de comercio. El cierre de vías y las paralizaciones afectan los intercambios de bienes, productos y servicios, que cada día reactivan nuestra economía. Dile #NoAlParo», agregó.
Comentarios
tracking