28 de mayo de 2022

Primer ministro británico Boris Johnson

Primer ministro británico Boris JohnsonEFE

Unión Europea

Boris Johnson se pronuncia sobre la disputa pesquera con Francia

Johnson y Macron se reunirán el domingo al margen del G20 para buscar soluciones

El primer ministro británico Boris Johnson ha reconocido frente a la BBC la «turbulencia» en las relaciones entre Francia y Reino Unido. Esta semana, Francia ha retomado la disputa sobre los permisos de pesca que empezó cuando la isla inglesa de Jersey prohibió la entrada a 12 barcos franceses. Ahora es Macron el que propone nuevas medidas restrictivas para la pesca inglesa en las costas de Francia, en una reacción que Reino Unido tacha de «desproporcionada».
Mientras que el gobierno de Boris Johnson cita a la embajadora francesa Catherine Colonna para «aclarar» la naturaleza de las nuevas medidas que Francia busca imponer, el propio Johnson, ahora en Roma para asistir a la reunión del G20, ofrece su punto de vista.
«Hay cierta turbulencia en nuestra relación», dice, refiriéndose a una carta en la que el primer ministro francés Jean Castex pide a la Unión Europea que haga de la disputa un ejemplo con respecto a dejar la unión.
«Si uno de nuestros socios decide romper el acuerdo de Comercio y Cooperación que firmamos juntos, eso es un problema que vamos a señalar».
La residencia oficial de Johnson, el número 10 de Downing Street, dijo que estaba preparada para coordinarse con el gobierno francés y expeditar más licencias de pesca, pero no si Francia llevaba a cabo sus amenazas. En tal caso, Reino Unido actuaría «de forma recíproca».
Y Boris Johnson describió esa recíproca respuesta como «ponernos manos a la obra y hacer las cosas que más nos importan ambos, asegurarnos de que trabajamos juntos en afrontar los grandes problemas a los que el mundo se enfrenta».
Cuando la BBC preguntó si a Johnson le parecía aceptable el comportamiento de los franceses, este respondió que la prioridad a día de hoy era progresar en las conversaciones sobre el cambio climático que tendrían lugar en el G20 este sábado.
La disputa pesquera llegó esta semana a su apogeo cuando Francia detuvo a dos barcos ingleses en su costa, supuestamente sin licencia de pesca. Algo parecido sucedió a principios de mes al dejar Reino Unido a 12 barcos franceses varados en la costa de Jersey, negándose a concederles los permisos de pesca que Francia asegura prometieron a la hora del acuerdo del Brexit. 
Comentarios
tracking