04 de diciembre de 2021

Ovni

Imagen de un avistamiento extraño en Liverpool (Reino Unido)

El Pentágono crea un grupo para estudiar los ovnis

A raíz de un informe que no aclara los extraños fenómenos observados por pilotos militares durante las últimas dos décadas
El Pentágono anunció esta semana la creación de un grupo especial que se va a encargar de investigar  objetos voladores no identificados. O lo que es lo mismo: ovnis. El trabajo será supervisado tanto por el ejército como por las agencias de inteligencia de Estados Unidos.
El grupo tiene como misión «detectar, identificar y analizar objetos» que se encuentren dentro de los espacios aéreos restringidos, así como aplacar cualquier amenaza contra los vuelos militares.
El anuncio se produce después de que en junio saliese a la luz un informe en el que se recogían 143 avistamientos de fenómenos extraños que no se podían explicar. En él se recogían testimonios de pilotos militares durante las últimas dos décadas. De estos 143 avistamientos, 18 tenían que ver con una tecnología totalmente desconocida para EE. UU. Se detectaron objetos que se movían sin propulsión observable o que tenían una aceleración rápida que está más allá de las capacidades de Rusia, China u otras naciones terrestres.
El informe frustró a los servicios de inteligencia estadounidenses que consideraron que se deberían de haber realizado más análisis e investigaciones para tratar de explicar dichos fenómenos. 

Amenaza para la seguridad nacional

Kathleen H. Hicks, subsecretaria de Defensa, comentó cómo se llamará el nuevo equipo: Grupo de Sincronización de Gestión e Identificación de Objetos Aerotransportados (Airborne Object Identification and Management Synchronization Group). Será supervisado por un consejo ejecutivo integrado por el subsecretario de Defensa de Inteligencia, el director del Estado Mayor Conjunto y altos funcionarios de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional.
Como explicamos, la zona de actuación se centrará al espacio aéreo restringido, que incluye áreas de operaciones militares, campos de tiro y lugares restringidos para la seguridad nacional de los ciudadanos. Hicks comentó que los fenómenos aéreos no identificados en zonas restringidas suponen un problema de seguridad para los militares y plantean «preocupaciones de seguridad nacional».
tracking