04 de diciembre de 2021

La diputada Stella Creasy y su bebé de 3 meses

La diputada Stella Creasy y su bebé de 3 mesesAFP

Reino Unido

«No podrás entrar en la Cámara con tu bebé»: la polémica normativa del parlamento inglés que discrimina a las madres

La polémica podría traer una reforma en la normativa del parlamento inglés, que no ofrece bajas maternales
La diputada laborista Stella Creasy se quedó a las puertas de la cámara de los Comunes cuando intentó entrar en ella con su hijo de tres meses en brazos. Los oficiales le informaron que acudir al debate en Westminster con un bebé iba en contra de las normas.
Creasy, cuya plataforma busca empoderar a las mujeres a entrar en la política a través de una campaña titulada «Esta Madre Vota», compartió un email de la presidenta del comité de procedimientos, la dama Eleanor Laing, diciendo que el acto de traer a un bebé a la cámara «no se alineaba con las reglas de comportamiento y cortesía».
«Parece que, en la madre de todos los parlamentos, no se debe ni ver no oír a las madres…» lamentó por Twitter, a raíz de la nueva normativa impuesta en septiembre.
«No deberás tomar tu asiento en la cámara acompañado por tu hijo», reza el reglamento. La normativa sorprendió a Creasy, que ya había acudido con sus bebés en meses anteriores.
A pesar de que Westminster dispone de una guardería, Creasy denuncia la falta de baja maternal para diputadas, y la necesidad aún de amamantar a su hijo.

He tenido un bebé, pero no he sacrificado mi cerebroStella Creasy, diputada laborista

«No tengo cobertura de maternidad, no tengo los derechos de empleo para tomarme la baja maternal», dijo, añadiendo que la situación tal y como está ahora «es mala para la democracia». Añadió que la situación señalaba que el sistema parlamentario británico «no funciona para nadie que no sea hombre de una cierta edad y de cierto estrato social».
«He tenido un bebé, pero no he sacrificado mi cerebro o capacidad de hacer bien las cosas en la política, y nuestra legislación memorará si ponemos a más madres a trabajar en ella», añadió.

¿Cuál es el equilibrio correcto?

La polémica no ha tardado en estallar frente a la situación de Stella Creasy, con quejas tanto por parte de aquellos que buscan promulgar la maternidad en el ámbito político, y los que encuentran el comportamiento de Creasy innecesario.
«Hay padres que con una fracción de tu sueldo logran pagarse la guardería y organizar sus responsabilidades para ir a trabajar. ¿Qué te hace tan especial?», criticó el diputado conservador Scott Benton.
Sin embargo, Sir Lindsay Hoyle, otro miembro del parlamento, ha pedido una revisión del reglamento. Alega que es «extremadamente importante» para los padres el participar plenamente en el trabajo del parlamento.
«Las reglas deben situarse en su contexto y cambiar con los años», dijo en un discurso a la cámara de los Comunes, al que Stella Creasy no pudo acceder.
El tuit de Stella Creasy, denunciando la situación

El tuit de Stella Creasy, denunciando la situaciónTwitter

El delegado del primer ministro, Dominic Raab, confesó «simpatizar» con la diputada Creasy, y las demás madres del parlamento, celebrando sus esfuerzos por traer la profesión política al mundo moderno.
Pero también mantuvo una posición de incertidumbre, alegando que tener un bebé en la cámara lo «distraería e impediría que hiciese bien» su trabajo. Deja en manos de las autoridades parlamentarias el encontrar «un equilibrio apropiado».
Actualmente, y a raíz de las amplias quejas, las normas se encuentran bajo revisión.

Un parlamento más familiar

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se ha pronunciado en apoyo con la diputada laborista Stella Creasy. Comparte que el parlamento debería esforzarse en ser más «familiar».
«Entendemos perfectamente las dificultades a las que se enfrentan los miembros de parlamento que son nuevas madres, nuevos padres, o padres adoptivos, y el parlamento se ha esforzado por traer cambios positivos para ser más familiar», dijo su portavoz.
«Queremos asegurar que todos los lugares sean modernos, flexibles, y adaptados a los padres. Es obviamente un problema para la Cámara, y esperamos ver más mejoras».

Carolina Bescansa

El caso de Stella Creasy se contrasta con el de Carolina Bescansa, diputada de Podemos que en 2016 entró en el Congreso con su bebé de seis meses. A pesar de que la Cámara baja dispone de un servicio de guardería, la diputada eligió amamantar a su hijo durante una sesión del Congreso para señalar que esos actos «no son un asunto privado que las mujeres deben resolver en la intimidad».
tracking