24 de enero de 2022

Huelga de hambre en Arizona

Huelga de hambre en ArizonaAFP

Estados Unidos

Huelga de hambre en Arizona hasta que el Congreso americano acceda a reformar el sistema electoral

Un grupo de estudiantes busca ejercer presión sobre el Senado para imponer reformas electorales más inclusivas 
Un grupo de 20 estudiantes de las universidades de Arizona y Arizona State llevan ya una semana en huelga de hambre en un intento de presionar a la senadora republicana Kyrsten Sinema, para que apoye sus esfuerzos por reformar ciertos aspectos cruciales del sistema de votación estadounidense. 
Los estudiantes se manifestarán indefinidamente hasta que la senadora Sinema, del estado de Arizona, apoye el Acto de Libertad para Votar, artículo número 2747 del Senado. El proyecto legislativo aseguraría una expansión de las medidas para votar, con la intención de hacerlas más «inclusivas», introduciendo un registro automático de los votantes y la protección y desarrollo del voto por correo. La reforma se efectuaría a nivel federal: un informe del Instituto Brennan demuestra que 19 estados impusieron 33 leyes diferentes que dificultaban los votos de ciertos ciudadanos.  
Kyrsten Sinema, senadora demócrata, es objeto de abundantes críticas recientemente por su política centrista que muchos ven como obstáculo en la agenda del presidente Joe Biden
El Acto de Libertad para Votar beneficiaría directamente a los más afectados por las leyes de supresión de votos, especialmente las comunidades afroamericanas, a los inmigrantes, y a los votantes jóvenes. Los estudiantes en huelga están asociados con el grupo Un-Pac, y esperan que pase el Acto de Libertad para Votar para eliminar lo que perciben como amenazas a la representación electoral. 
Desde que se propuso, sin embargo, la legislación se ha enfrentado a constante oposición por parte del partido republicano, y lleva meses estancada en el Senado, bloqueada por senadores republicanos. A pesar de su promesa de restaurar el Acto de Derechos de Voto, el presidente Joe Biden y su mayoría democrática no han podido establecer ninguna reforma legislativa pertinente al voto este año. 
Se debe en gran parte al sistema de filibusterismo dentro del Senado, del que los Republicanos han hecho repetido uso. Aprovechando la norma que requiere un mínimo de 60 votos para tramitar nueva legislación, han podido impedir reformas electorales en cuatro ocasiones. La propia Sinema, senadora Democrática, ha apoyado en varias ocasiones el filibusterismo, decisión que critican los estudiantes en huelga. 
La senadora accedió a participar en una reunión virtual por la plataforma Zoom con los estudiantes, en la que escuchó sus exigencias. También admitió que apoya la nueva legislación, pero sin dejar de defender el filibusterismo. 
«Nos queda claro tras la reunión que la Senadora Sinema entiende nuestro mensaje: que estaremos en huelga de hambre hasta que se tramite la legislación, y que preferimos hacer este sacrificio antes que sufrir las consecuencias de la inacción sobre los derechos electorales federales», compartió Shana Gallagher, directora ejecutiva de Un-Pac. «Ahora consideramos que es crucial que el presidente Joe Biden vuelva a someter la propuesta a voto antes de que termine el año».
«Estamos sinceramente confusos y decepcionados porque Biden no haya dado más prioridad a esto», lamentó Gallagher. «No podemos entender por qué no trata este problema existencial con la misma urgencia que nosotros, pero aún guardamos esperanzas de que cambie de dirección y de que nuestro sacrificio empuje a su administración a actuar».  
El grupo es consciente de que su huelga de hambre podría durar más de lo esperado, pero están preparados para las dificultades. 
«Diría que algo mucho más peligroso que poner en riesgo nuestros cuerpos es perder para siempre nuestra democracia», explica Georgia Linden, manifestante estudiantil.  
tracking