23 de mayo de 2022

El presidente chino Xi Jinping durante su intervención en Davos

El presidente chino Xi Jinping durante su intervención en DavosAFP

China

Xi Jinping sorprende con un discurso pacifista en Davos

El mandatario chino advirtió de «consecuencias catastróficas» si no se frena la tendencia a la «confrontación» global, a pesar de la apuesta de China por el expansionismo militar

El presidente de la República Popular China, Xi Jinping, participó por videoconferencia este lunes en la Agenda Davos 2022 con un discurso pacifista en el que advirtió de «consecuencias catastróficas» si continúa la tendencia global a la «confrontación».
Xi Jinping señaló que «la historia ha demostrado una y otra vez que la confrontación no resuelve los problemas, solo invita a consecuencias catastróficas».
El discurso llamó la atención por la apuesta del mandatario chino por el entendimiento y el diálogo frente a la confrontación en un momento en que China, paradójicamente, está apostando por el expansionismo en el Mar de China.
China está desarrollando una estrategia de desarrollo militarista para afianzarse como potencia dominante en el sudeste asiático y Asia oriental, someter a la democracia hongkonesa a los designios de Pekín y alcanzar su objetivo de anexionarse Taiwán.
Para ello, el régimen de Pekín no ha dudado en iniciar una confrontación con la otra gran potencia mundial, Estados Unidos, que no ha dudado en ofrecer su respaldo a sus aliados, Japón, Corea del Sur y Taiwán, amenazados por el fuerte desarrollo militar chino.
A pesar de todo ello, en Davos Xi Jinping no dudó en lamentar que «nuestro mundo actual dista mucho de ser pacífico. Abunda la retórica que suscita el odio y los prejuicios», según informó AFP.
Paradójicamente, China está recibiendo acusaciones de cometer un genocidio contra la minoría musulmana uigur en Xinjiang. Ante las numerosas evidencias de violación de derechos humanos contra los uigures, varios países han boicoteado la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín.
Abogó por un multilateralismo que «elimine barreras y que no levante muros», un multilateralismo que favorezca «una mayor integración». La defensa de un globalismo integrador resulta paradójico ante la estrategia china de ahogar en deuda a sus socios comerciales en África y América Latina para extender su influencia global.
Frente a la pandemia de coronavirus, reclamó «más confianza y cooperación» y rechazó las «acusaciones de culpa» contra China que dificultan la lucha contra la pandemia.
Sobre la lucha contra el cambio, reconoció que «el crecimiento de China no debe producirse a costa del medio ambiente», pero insistió en que China «tampoco puede sacrificar su crecimiento por la protección medioambiental». En ese sentido, defendió «responsabilidades comunes pero diferenciadas».
Comentarios
tracking