28 de mayo de 2022

Edificio del ayuntamiento de Boston, Estados Unidos

Edificio del ayuntamiento de Boston, Estados UnidosWikipedia Commons

Estados Unidos

La Corte Suprema de EE.UU. cuestiona la negativa de Boston a enarbolar una bandera cristiana

Durante una audiencia del caso contra la ciudad, los jueces del máximo tribunal mostraron unidad de criterio al considerar la negación como un error

La Corte Suprema de los Estados Unidos parece tener clara una decisión con respecto a una demanda contra el Ayuntamiento de Boston por rechazar en 2017 la solicitud de ondear una «bandera cristiana» frente al edificio municipal. Este martes, durante los alegatos del caso, la mayoría de los jueces parecen considerar lo sucedido -cuanto menos- como «un error».
Fuera del ayuntamiento de Boston hay tres astas de bandera: una con la bandera de los Estados Unidos, otra con la bandera de Massachusetts y la tercera, que normalmente enarbola la bandera de la ciudad. Sin embargo, la ciudad baja esa bandera y la reemplaza con las de otros grupos para celebrar sus causas, según el ABA Journal de la American Bar Association.
Las banderas aprobadas en el pasado que ondearon en la tercera asta incluyen las de Irlanda, Portugal y Vietnam, y las banderas que honran el orgullo LGBTQ+ y Juneteenth (para conmemorar la emancipación de las personas esclavizadas en los EE. UU.)
En 2018 Harold Shurtleff y su organización Camp Constitution, presentaron una demanda federal contra Boston después de que en 2017 la ciudad negara su solicitud de enarbolar la bandera de su organización cristiana en una asta del ayuntamiento. Shurtleff había solicitado izar la bandera diseñada en 1897 para celebrar la herencia judeocristiana de Boston, el Día de la Constitución el 17 de septiembre de 2017, informó en su momento ABA Journal.
Imagen de la bandera cristiana que el Ayuntamiento de Boston no permitió izar en su asta.

Imagen de la bandera cristiana que el Ayuntamiento de Boston no permitió izar en su asta.Cortesía de la organización Camp Constitution

Shurtleff demandó a la ciudad en un tribunal federal después de recibir la denegación, y el Tribunal de Apelaciones de EE. UU. falló a favor de Boston, según SCOTUS Blog. Sin embargo, Shurtleff le pidió a la Corte Suprema en junio de 2021 que escuchara su caso y estuvo de acuerdo.

Los argumentos de Boston

Un abogado de Boston argumentó en los documentos del caso que la ciudad puede tener control sobre los astas de bandera de City Hall Plaza porque se consideran discurso del gobierno. Shurtleff respondió que los 284 izamientos de banderas de la ciudad entre 2005 y 2017 eran evidencia de que la ciudad no había negado previamente una solicitud, mientras que Boston refutó que la mayoría de las banderas eran de otros países y algunos símbolos cívicos, como la bandera LGBT.
La solicitud inicial de Camp Constitution para izar la bandera fue denegada por el entonces jefe del Departamento de Administración de Propiedades, Gregory Rooney, quien hizo referencia a una política que se abstiene de que la ciudad enarbole banderas no seculares, según la denuncia inicial.

Nunca hemos izado una bandera religiosa en la Plaza del AyuntamientoComunicado del entonces Alcalde de Boston Marty Walsh

«El uso de los mástiles de la bandera del ayuntamiento queda a entera discreción de la ciudad», dijo un comunicado emitido por la oficina del entonces alcalde Marty Walsh, actual Secretario del Trabajo de la administración Biden.  «Nunca hemos izado una bandera religiosa en la Plaza del Ayuntamiento. Todo es izamiento de bandera nacional (la gran mayoría) o izamientos de bandera que tratan temas de política pública o social, o trascendencia histórica».

La solicitud debe ser denegada porque, la bandera envía un mensaje religioso manifiesto y podría interpretarse razonablemente como un respaldo del cristianismo por parte de la CiudadComunicado del entonces Alcalde de Boston Marty Walsh

«La solicitud de Camp Constitution de ondear la bandera 'cristiana' (como la etiqueta la organización), que lleva la cruz latina, puede negarse correctamente porque ondear banderas en los mástiles del ayuntamiento es un discurso del gobierno, no un discurso privado. Más importante aún, la solicitud debe ser denegada porque, la bandera envía un mensaje religioso manifiesto y podría interpretarse razonablemente como un respaldo del cristianismo por parte de la Ciudad, lo que sería una violación de la Cláusula de Establecimiento.»
A partir de este caso, el Ayuntamiento de Boston ha publicado en su web las reglas para izar la bandera, indicando que «en ningún momento la ciudad de Boston exhibirá banderas que se consideren inapropiadas u ofensivas por naturaleza o que apoyen la discriminación, los prejuicios o los movimientos religiosos».

Las consideraciones preliminares de los jueces

Este martes los jueces de la Corte Suprema parecían tener pocas dudas de que Boston se equivocó al negarse a ondear una pancarta descrita como una bandera cristiana frente al Ayuntamiento. Los argumentos en el tribunal superior parecían unir a los jueces de izquierda y derecha a favor de Shurtleff, al considerar la negación como un error, informó Associated Press y agregó que la jueza Elena Kagan preguntó: «¿Por qué no se ha podido corregir este error?».

El debate del caso se centra en si la bandera que ondea se designa como libertad de expresión o como un acto del gobierno. Si es lo último, Boston puede hacer lo que quiera. Sin embargo, si la Corte Suprema determina que las banderas funcionan como libertad de expresión y están en un área de protesta, rechazar a las personas podría considerarse discriminación.

Durante la audiencia de este martes, la mayoría de los jueces se inclinaron a considerar que la ciudad ha tratado el asta de la bandera como un foro público. Se espera una decisión del caso Shurtleff contra Boston, para fines de la primavera de 2022 y los resultados de este caso podrían afectar la libertad de expresión en otros foros públicos.
«Se trata de mucho más que la bandera cristiana. Este caso sentará un precedente nacional y afectará la libertad de expresión de todas las personas. No debemos otorgar al gobierno el poder de censurar los puntos de vista desfavorables en un foro público», afirmó Mat Staver, abogado de Shurtleff al sitio web Liberty Council
Comentarios
tracking