20 de mayo de 2022

El reportero chino Lu Yuguang del medio de comunicación chino Phoenix TV

El reportero chino Lu Yuguang, del medio de comunicación chino Phoenix TV, ha acompañado a las topas rusas en la invasión de UcraniaPhoenix TV

China amplifica la propaganda rusa sobre la guerra en Ucrania para reafirmarse contra Taiwán

Los medios chinos alientan la solidaridad con Rusia y al mismo tiempo el desprecio contra las «fuerzas extranjeras que interfieren en los asuntos internos»

Los estrechos vínculos entre los medios estatales rusos y chinos están permitido que la propaganda rusa se propague rápidamente por toda China, «nazificando» a Ucrania y fomentando el sentimiento antiestadounidense.
China ha reclamado una postura neutral en la guerra de Ucrania, pero se ha negado a calificar el acto de Rusia como una «invasión», quizás por el temor a que sus palabras se vuelvan en su contra ante una posible 'reunificación' forzosa de Taiwán.
El grupo de monitoreo digital Doublethink Labs rastreó las redes sociales y estatales chinas desde mediados de febrero hasta finales de marzo.
El estudio detectó que los medios chinos estaban amplificando la desinformación rusa sobre Ucrania y vinculando el nazismo ucraniano con las protestas de Hong Kong.
Se trataría así de alentar la solidaridad con Rusia y, al mismo tiempo, el desprecio contra las «fuerzas extranjeras que interfieren en los asuntos internos».

Censura de los argumentos occidentales

Los debates sobre la invasión de Rusia existen en China, pero en las redes sociales, que están muy monitoreadas, las opiniones similares a las de los medios occidentales a menudo son objeto de censura.
Los comentaristas a los que se les da espacio ostentan un perfil antioccidental y siguen la línea marcada por el Kremlin.
En sus argumentos culpan a la OTAN y a Estados Unidos de la guerra, a la que se refieren con el eufemismo de «acciones militares especiales».
Dos días después del inicio de la invasión rusa a Ucrania, los medios de comunicación de China publicaron historias falsas, incluidas las afirmaciones rusas de que los soldados ucranianos se rindieron y su presidente, Volodímir Zelenski, había huido.
Otros artículos promovieron encuestas falsas que afirmaban que los ucranianos no tenían mucho apoyo para unirse a la OTAN, según señala The Guardian citando una investigación del Instituto Brookings.
En abril, algunos 'expertos' chinos llegaron a cuestionar si los asesinatos en Bucha eran una «actuación escenificada».
«[Después] de todo, Zelenski es un actor que hace lo que los actores están capacitados para hacer», dijo un comentarista militar en Phoenix TV.
En marzo, el mismo experto ya había planteado que la invasión de Rusia fue «en defensa propia» frente a la presión estadounidense.
En Taiwán, las redes sociales pro-Pekín también se aferraron a falsos informes de noticias rusos sobre neonazis ucranianos que habrían disparado a ciudadanos chinos y torturado a soldados rusos.

Cobertura privilegiada

Dentro de la cobertura internacional de la guerra, llama la atención el veterano reportero de guerra Lu Yuguang del medio de comunicación chino, Phoenix TV.
Yuguang fue el principal corresponsal extranjero integrado en las tropas rusas mientras avanzaban en su invasión a Ucrania.
Yuguang parece haber obtenido acceso exclusivo al lado ruso del conflicto. En un reportaje del 2 de marzo, entrevistó al líder de la autoproclamada república de Donetsk, Denis Pushilin.
La crónica de Yuguang señalaba que la milicia de Donetsk no puede compararse con las fuerzas ucranianas, «pero con la ayuda de las fuerzas rusas, la milicia del este de Ucrania ha liberado 40 áreas residenciales dentro de la línea administrativa. La victoria sigue expandiéndose».
El acceso inusual de Yuguang al ejército ruso contrasta fuertemente con el de otros reporteros. También ha alimentado preguntas sobre el alcance de la cooperación entre Moscú y Pekín.

Activistas en línea identifican y denuncian la propaganda pro-Rusia

En respuesta a la promoción de la propaganda pro-rusa en China, surgió un grupo de voluntarios anónimos en línea.

Destaca la cuenta de Twitter Great Translation Movement, en donde se expone la propaganda destacando errores de traducción que culpan falsamente a las tropas ucranianas de los bombardeos y las atrocidades perpetradas por las fuerzas rusas contra civiles.

Nacido poco después de la invasión rusa de Ucrania, Great Translation Movement ha sido una fuente
en inglés para comprender cómo las redes sociales chinas vinculadas al Estado discuten la guerra en Ucrania.
Comentarios
tracking