09 de agosto de 2022

Ópera de Odesa

Concierto benéfico celebrado en la Ópera de Odesa en favor de las víctimas de la guerraAFP

117 días de guerra en Ucrania

Ucrania intensifica la guerra cultural y restringe aún más la difusión de libros y música rusos

El Parlamento ucraniano aprueba dos leyes para alejar a Ucrania de la influencia cultural y social de Rusia

El gobierno ucraniano pretende limitar al máximo la presencia de la cultura rusa en el espacio público y dar el protagonismo absoluto a las expresiones culturales ucranianas.
Las autoridades de Kiev aprovechan la invasión rusa a su territorio, y el rencor ocasionado por los miles de muertos bajo las bombas rusas, incluso entre la población rusófona, para potenciar la identidad ucraniana.
Dos nuevas leyes aprobadas por la Rada, el Parlamento, impondrán unas restricciones a la literatura y la música rusa cercanas a la prohibición.
El objetivo es romper todos los vínculos históricos y culturales que unen a Ucrania con Rusia como respuesta a la agresión militar.
Según publica The Guardian, la primera ley prohíbe la impresión de autores que obtuvieron la ciudadanía rusa tras el colapso de la Unión Soviética en 1991.
Para poder publicar en Ucrania, esos autores rusos deberán renunciar a su pasaporte y adquirir la ciudadanía ucraniana.
Asimismo, la ley prohibirá la importación de libros impresos en territorio ruso y bielorruso con fines comerciales.
Esta prohibición afecta también a los libros que se pretenden importar de territorio ucraniano ocupado por las tropas rusas. En este caso, sin embargo, la prohibición se puede sortear si se cuenta con un permiso especial.
La segunda ley, la que se refiere la difusión de música rusa, cierra las puertas al mercado ucraniano a los autores musicales rusos que adquirieron la ciudadanía tras 1991.
La música rusa señalada por la ley no se podrá difundir ni en los medios de comunicación, ni en el transporte público. Al mismo tiempo, prevé aumentar las cuotas en radio y televisión de las retransmisiones en idioma ucraniano en detrimento del ruso.
Las dos leyes recibieron un gran apoyo en la Rada. También los diputados más identificados con la población rusófona, acusados incluso de mantener posiciones políticas pro Kremlin, han apoyado las dos leyes.
Para que entren en vigor, ambas normas deben ahora pasar por la confirmación presidencial. Sin embargo, Volodimir Zelenski se ha mostrado en numerosas ocasiones a favor de esta clase de medidas, por lo que no se espera que ponga reparos en estampar su firma en ambos textos legales.
Comentarios
tracking