01 de diciembre de 2022

La nueva norma de los adelantamientos ha levantado mucha polémica entre las asociaciones

La nueva norma de los adelantamientos ha levantado mucha polémica entre las asociacionesBR

Polémica norma 

¿Por qué la DGT no quiere que adelantemos en carretera?

La nueva Ley de Tráfico eliminará el margen de 20 km/h para adelantar a partir del 21 de marzo

A menos de dos meses de la entrada en vigor de la nueva Ley de Tráfico ya aprobada en el Congreso, prevista para el 21 de marzo, la eliminación del margen de 20 kilómetros/hora para adelantamientos se está convirtiendo en una de las partes más polémicas de la misma por la falta de consistencia que ofrece desde un punto de vista de la seguridad vial.
De hecho, un estudio reciente realizado por la asesoría jurídica DVuelta y la Universidad de Zaragoza, con Juanjo Alba a la cabeza, demuestra que al adelantar a un camión a 90 kilómetros hora invadiremos el carril contrario durante 189 metros y durante 7,56 segundos, mientras que esta misma maniobra a 110 kilómetros/hora supone que lo invadamos durante 77 metros y durante 2,52 segundos; lo que quiere decir que el riesgo de adelantar a 90 kilómetros/hora multiplica por tres al de hacerlo a 110, si valoramos el consenso general de que invadir el carril contrario es uno de los momentos de mayor riesgo que existe al volante.
El propio Juanjo Alba ha declarado que tácitamente la DGT pretende «prohibir los adelantamientos por considerarlos una maniobra de riesgo». Una afirmación nada alejada de la realidad, pues seremos nosotros mismos quienes por prudencia no realicemos esta maniobra, idea que refuerza Pedro Javaloyes, portavoz de DeVuelta, «quieren convertirlo en una maniobra tan peligrosa que nadie lo haga».

Sin recursos de multas

Desde DVuelta apelan también una vez más al afán recaudatorio de la administración pues la eliminación de este margen supone el desistimiento de miles de recursos interpuestos por conductores a causa de multas de velocidad en carreteras nacionales, que se acogen a la norma del margen de velocidad vigente del 20% para adelantar. Con la aplicación de esta nueva normativa su base legal desaparece por completo, y con ello se confirmaría la sanción.
Desde el Real Automóvil Club de España, RACE, valoran que la eliminación de este margen «triplica el tiempo de duración de una maniobra manifiestamente peligrosa e incremente la distancia recorrida más del doble» lo que en cualquier caso incrementa la peligrosidad de la misma.

En contra de la norma

En el extremo contrario la Fundación para la Seguridad Vial Fesvial, que considera positiva la eliminación de este margen. «Rebasar en 20 km/h los límites genéricos de velocidad al adelantar, es una norma que no existe en ningún país de la Unión Europea. En un choque frontal a 80 km/h sobreviven el 35% de las personas. A 100 km/h la posibilidad de sobrevivir es cero…».
Luis Montoro, catedrático y presidente de honor de Fesvial ha declarado que «Hay argumentos para mantener la situación actual, pero son muchas más las razones de seguridad que aconsejan no rebasar en 20 km/h los límites», aludiendo también a motivos de armonización europea, pues ningún país de la UE cuentan con estos márgenes ni nada similar. 

Repintar las líneas

De hecho Fesvial ha publicado un decálogo en contra de este margen donde alude a motivos como que en las carreteras convencionales tienen lugar un 70% de los accidentes mortales o que en un accidente por encima de 100 km/h el riesgo de muerte es del 100%, mientras que a 77 km/h es del 65%, a lo que hay que sumar el esfuerzo de atención que supone para el conductor superar la velocidad permitida de la vía de forma reiterada en cada adelantamiento.
En este sentido la Confederación Nacional de Autoescuelas Españolas, CNAE, se muestra de acuerdo con la supresión del límite, pues desincentiva el adelantamiento y con ello se reducirán los accidentes.
Voces críticas contra la eliminación del margen en cualquier caso, a la que se suma la asociación Automovilistas Europeos Asociados, de la mano de Mario Arnaldo, que hace una reflexión muy interesante acerca de quién va a asumir el coste de volver a calibrar y repintar las líneas discontinuas de nuestra red vial, pues muchas vías no pueden mantenerse como permitido adelantar con este nuevo margen.
Comentarios
tracking