23 de mayo de 2022

Rotonda en carretera

Rotonda en carretera

Motor y seguridad vial

La DGT avisa: si 'haces un interior' a otro coche en una rotonda puede costarte 600 euros y 6 puntos

Se trata de una maniobra muy habitual en conducción deportiva y circuito pero absolutamente prohibida en carretera abierta

España ocupa el segundo lugar en el mundo por densidad de rotondas en relación al número de habitantes, en concreto tenemos 591 rotondas por millón de habitantes. Francia es la campeona absoluta con 967 por millón.
Pues bien, parece mentira que años después de su implantación masiva por motivos de ordenación urbanística y seguridad, todavía no sabemos hacerlas bien. No sabemos, o no queremos aprender…

La DGT se pone seria

La DGT avisa de que la circulación en rotondas es muy delicada en materia de seguridad vial, pues concentran gran cantidad de accidentes. Es por ello que no es extraño ver agentes de la Guardia Civil en servicio de vigilancia en una rotonda. Y es que difícilmente se pueden acumular mayor número de infracciones en menor espacio y en una única maniobra.
Pero hay una infracción que controlan con mucho más celo que ninguna otra; son los adelantamientos en las rotondas, pues infringimos varias leyes en una sola maniobra.
En concreto, hablamos de hacer interiores a otros coches en la rotonda. Esto se produce cuando llegamos en paralelo a otro vehículo a la rotonda. Entonces entramos en la misma sin aminorar la marcha y le adelantemos en plena curva, acelerando de nuevo y tomando la salida que tenemos de frente.
Hacer un recto en una rotonda

Hacer un recto en una rotonda

Se trata de una maniobra extremadamente peligrosa pero tristemente habitual.

Conducción temeraria

Cualquier agente de tráfico que la vea puede aplicarnos varias multas por la misma. Y no sería extraño que además nos multe por conducción temeraria.
Por un lado, es más que posible que entremos en la rotonda por encima de la velocidad permitida y sin respetar el ceda el paso y el posible paso de cebra que suele haber a la entrada de muchas glorietas.
Tras esto infringimos la prohibición de sobrepasar a otro vehículo en el interior de una rotonda.
Infringiremos también la ordenación y jerarquía de carriles que prevale en toda glorieta, sobre todo si esta maniobra la realizamos desde el carril izquierdo o interior. Por último, seremos multados por salir de la misma sin respetar el posible paso de cebra que haya a la salida.

Más de 1.200 euros y 6 puntos

Una maniobra en la que se pueden acumular infracciones por no respetar la velocidad (entre 200 y 500 euros), prioridad de paso a la entrada (200 euros), cambio de carril sin avisar (200 euros)… Y a lo que se puede sumar la conducción temeraria 600 euros más 6 puntos. Esto último queda a voluntad del agente.
Una multa que puede superar los 1.200 euros. Incluso podrían retirarnos más de 8 puntos del carnet por acumulación de infracciones graves. Recordar que el límite de puntos diarios que pueden quitarnos es de 8, salvo la citada acumulación.
Es como para pensárselo antes de cometer esta infracción que incluso puede acabar en delito si el agente de la autoridad lo considera conducción temeraria.
Comentarios
tracking