23 de mayo de 2022

Que el coche no suponga un problema en tu escapada

Que el coche no suponga un problema en tu escapada

Motor y seguridad

Las cinco cosas del coche que debes revisar tú mismo antes de irte de puente

En menos de cinco minutos puedes verificar algunos elementos de tu coche para evitar averías en carretera

Antes de ponerte en carretera para irte de viaje o escapa de de fin de semana, debes revisar una serie de elementos. Se trata de una mera revisión visual que no te llevará más de 5 minutos y puede evitarte un problema en carretera.
Salvando las distancias, es algo parecido a lo que hacen los pilotos de los aviones, que antes de irse al aire realizar una inspección visual de algunas partes críticas del aparato.
También es cierto que hay otras partes que no es necesario que revises tu mismo, pues no vale de nada, aunque sí debes tener claro el buen estado de estos elementos de tu coche; nos referimos a los amortiguadores, las pastillas de freno, la batería o el aceite...

Neumáticos

Estado de los neumáticos

Lo mejor es que realices la inspección en una gasolinera. De esta forma podrás controlar la presión de los neumáticos, siempre en frío eso sí, lo que significa que no debes haber rodado más de 10 minutos antes. Es un aspecto clave tanto por consumo como por seguridad.
Revisa los flancos en busca de algún rotura de la goma por un bordillazo y verifica que no estén cuarteados. Debes tener una idea aproximada de cuando los has cambiado, si tienen más de cuatro años cámbialos aunque tengan dibujo. Respeta la presión recomendada por el fabricante en función de si vas cargado o no.

Escobillas

Escobillas

Debes cambiarlas cada año. En una inspección visual puedes detectar si la goma está seca o rota, en cuyo caso no hacen bien su función. Relllna también el líquido del limpiaparabrisas.

Faros

Faro

Con la ayuda de alguien verifica que funcionan todas las luces; tanto las de posición como las de carretera y las largas. Comprueba también los intermitentes activando los cuatro a la vez.

Niveles y líquidos

Revisión niveles

Es importante que verifiques los niveles siempre con el coche en horizontal y en frío. Nos referimos al aceite (con la varilla), y los líquidos de frenos, dirección y anticongelante.

Cristales y lunas

Cristal delantero

Es vital que estén limpios para asegurar una buena visibilidad. Además deben estar libres de pegatinas o elementos que impidan la visión, bajo multa de 200 euros. Evita picotazos y por supuesto roturas.

Otros controles

En paralelo están también los elementos que hemos citado antes y en los que sirve de poco o de nada una inspección visual, sino que debes conocer la fecha en que han sido cambiados.
Los amortiguadores deben cambiarse cada 80.000 kilómetros, desconfía si antes notas que el coche rebota y bambolea mucho en el asfalto.
Los neumáticos duran unos 40.000 kilómetros, más allá es complicado que se mantengan en buen estado, especialmente en los coches diésel.
Las pastillas de freno es un tema más delicado. Depende del tipo de conducción que hagas pueden durar entre 10.000 kilómetros o más del el doble. Afortunadamente muchos automóviles llevan sensor que te avisa del estado de las pastillas. Además suelen verificarlos los mecánicos en las revisiones anuales.
La batería es difícil de valorar su estado de conservación. Pero si has tenido problemas para arrancarlo alguna mañana o incluso has necesitado pinzas, sustitúyela de inmediato.
Comentarios
tracking