18 de agosto de 2022

Etiqueta Eco de la DGT

Etiqueta medioambiental tipo Eco de la DGTEuropa Press - Archivo

Motor y medioambiental

Si circulas por una de estas dos ciudades con tu coche, más vale que lleves puesta la pegatina de la DGT

Con la entrada en vigor de las Zonas de Bajas Emisiones en 2023, las etiquetas medioambientales serán obligatorias en numerosos municipios

En 2016 la DGT puso en funcionamiento el actual sistema de etiquetas medioambientales, conocidas como la pegatina de la DGT. Como es sabido clasifican al parque de vehículos en función de sus emisiones.
A día de hoy sólo disponen de ella un 50 % del parque automovilístico, pues los gasolina anteriores al año 2000 y los diésel anteriores al año 2006 se consideran etiqueta A, o lo que es lo mismo, que no tienen derecho a la etiqueta. Estos comienzan a tener seriamente limitadas las áreas por las que pueden transitar.

La pegatina de la DGT en 2023

Las etiquetas medioambientales cobrarán especial importancia a partir del año que viene, 2023, cuando se ponga en funcionamiento las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), dentro del marco de la Ley de Cambio climático y Transición Energética. Entonces serán de clave para la rápida identificación de cada vehículo por parte de los agentes de la autoridad y de las cámaras de lectura de etiquetas y matrículas que comienzan a poblar las ciudades.
En Barcelona, las ZBE se encuentran temporalmente suspendidas por resolución judicial

En Barcelona, las ZBE se encuentran temporalmente suspendidas por resolución judicial

A partir de 2023 las ZBE, tal y cómo se denominan estas áreas, serán obligatorias en las ciudades de más de 50.000 habitantes y en las de más de 20.000 con un entorno medioambiental especialmente contaminado.

ZBE en funcionamiento

A día de hoy las Zonas de Bajas Emisiones son ya realidad en Madrid, Barcelona , Rivas (Madrid), Sant Cugat del Vallés (Barcelona) y Sant Joan Despí (Barcelona).
Desde su puesta en funcionamiento la DGT lanzó una recomendación para que los conductores usaramos la pegatina en la zona lateral derecha inferior del parabrisas, o en una zona bien visible en caso de no tener parabrisas.
Lo cierto es que no obligaba a ello, era una simple recomendación y dejaba en manos de los ayuntamientos la legislación a tal efecto.
Madrid fue la primera en hacerlo obligatorio tanto para los coches empadronados en la capital como para los de fuera que circulan por la misma. Esta obligación está vigente desde el 24 de abril de 2019, y la multa por incumplirlo es de 90 euros.
Anuncio de zona de bajas emisiones en Madrid

Entrada a zona de bajas emisiones en Madrid

Barcelona, a través de una página web del propio Ayuntamiento, aclara que no es obligatorio llevar la etiqueta medioambiental pegada en el coche, aunque sí recomendable. De forma que si no la llevamos los agentes de la autoridad pueden pararnos para pedirnos la documentación e identificar el tipo de etiqueta que debemos llevar, pero en ningún caso multarnos.
Mapa de la Zona de Bajas Emisiones de Gijón, ya en activo

Mapa de la Zona de Bajas Emisiones de Gijón, ya en activo

Por último, y desde el 1 de junio, la etiqueta medioambiental es obligatoria en Gijón, una ciudad que ni siquiera cuenta por el momento con Zona de Bajas Emisiones. Al carecer de Zonas de Bajas Emisiones los coches sin etiqueta no tienen limitaciones en determinadas áreas, pero sí tienen prohibido aparcar en zonas ORA desde el 1 de abril. En esta localidad la etiqueta es obligatoria tanto para los coches empadronados en la misma como para los de fuera, bajo sanción de 90 euros.
Comentarios
tracking