09 de diciembre de 2022

Recargar el coche eléctrico, el mayor desafío para sus propietarios

Recargar el coche eléctrico, el mayor desafío para sus propietarios

Adiós combustibles

El invento para recargar baterías que puede cambiar la historia del coche eléctrico

Los fabricantes han aprobado con nota en el desarrollo del coche eléctrico, ahora hace falta que los gobiernos cumplan en puntos de carga

España se mantiene a la cola de Europa como uno de los países con menos puntos de recarga. En concreto a finales de 2021 disponía de tan sólo 10.480 terminales de recarga, lo que supone un 3,4 % de la infraestructura total europea.
En el extremo contrario, Países Bajos con 90.284 puntos y Alemania con 59.410 son las naciones que encabezan el ranking. Les siguen Francia e Italia con 37.128 y 23.543 cargadores respectivamente.

España no hace los deberes

A medio plazo el Gobierno debe cumplir las indicaciones que llegan desde Europa y que contemplan que en 2028 debe haber un poste rápido de recarga cada 60 kilómetros.
Las previsiones nacionales hablan de 340.000 puntos en 2030, hasta lo cual y a corto plazo deberíamos tener 70.000 en 2023 y 120.000 en 2025.
Acera electrificadas y con enchufes en los bordillos, una solución

Aceras electrificadas y con enchufes en los bordillos, una solución

Pero si complicado resulta en carretera, mucho más complicado es en ciudad, donde además el propio espacio físico impide levantar postes con puntos de recarga fácilmente, y mucho menos rápidos, que necesitan de una infraestructura y un cableado caro y de difícil instalación.

Solución a la alemana

En este caso de mano de la empresa germana Rheinmetall llegan las aceras electrificadas. Se trata de un proyecto muy ambicioso aún en pleno desarrollo que prevé la electrificación de todas las aceras para instalar puntos de carga en los bordillos.
Se trata de 'enchufes' que trabajan a 22 kW y en corriente alterna, más que suficiente para recargar la batería de coches eléctricos urbanos en algo más de una hora, en función de la capacidad de la batería.
En Alemania ya funcionan en fase de pruebas

En Alemania ya funcionan en fase de pruebas

Por el momento se encuentra en fase de pruebas, pero las sensaciones son muy positivas y ya han levantado la mano varios socios estratégicos interesados en iniciar la instalación de los mismos.
Por el momento no existe información sobre el coste que podría tener este sistema, aunque apunta a que podría ser incluso más barato y sencillo que la instalación de postes de recarga.

Valencia, a la cabeza

En ciudades españolas como Valencia se trabaja ya en un proyecto de transformación de farolas en puntos de recarga, otra opción sencilla y barata y que por el momento está arrojando unos excelentes resultados de utilización y coste. Aunque en este caso las farolas cargan a una velocidad inferior.
Comentarios
tracking