El cacao también sirve para solucionar este problema

El cacao también sirve para solucionar este problema

Práctico

El truco del pintalabios que los mecánicos prefieren que no conozcas

Con este producto de cosmética femenina podemos solucionar en segundos un problema de los coches relativamente frecuente en invierno

El paso del tiempo ha hecho evolucionar los coches hasta límites insospechados. A día de hoy no son pocos los coches que se abren y arrancan con una tarjeta o con el móvil, de hecho no hace falta ni acercarlos a las cerraduras, sino que basta llevarlos encima para que el coche reconozca que somos el dueño y nos deje entrar y circular.
Hay automóviles que nos permite incluso autorizar el móvil de otra persona a distancia para que abra y arranque el coche, lo cual es muy útil pero no deja de ser peligroso a la hora de evitar robos.

Sentido común

Pero este tipo de sistemas sólo están disponibles para una minoría de los coches, pues si tenemos en cuenta que en España la edad media de los automóviles está entre las más antiguas de Europa, con algo más de 13 años, es fácil suponer que la mayor parte de los automóviles disponen de llaves convencionales llamadas de bayoneta, que nos permiten abrir la cerradura o arrancarlo con un giro de muñeca.
A día de hoy la mayor parte de las cerraduras son convencionales

A día de hoy la mayor parte de las cerraduras son convencionales

La llegada del invierno y la humedad afecta especialmente a las cerraduras convencionales, que pueden bloquearse e incluso dejar de funcionar por falta de lubricación.
Se trata de algo extremadamente sencillo de solucionar si tenemos a mano un bote de lubricante multiuso en spray, pero que también puede convertirse en un problema relativamente grave si no lo tenemos.

Truco de cerrajero

Existe un truco muy poco conocido que permite volver a hacer funcionar una cerradura con un lápiz de labios.
Este tipo de productos cosméticos incluyen en su fabricación grasas y productos lubricantes que contribuyen a hacerlo muy brillante y fluido, unos productos perfectos si lo que tenemos es una cerradura que se resiste a abrir por falta de lubricación.
Lógicamente no hay que dar con el lápiz de labios en la cerradura, sino que lo que tenemos que hacer es frotar la llave sutilmente con la barra de labios, con suavidad para no estropear el pintalabios, y una vez que ha acumulado suficiente producto la meteremos en la cerradura.
No es tontería llevar en el llavero cacao y sabemos que podemos tener problemas

No es tontería llevar en el llavero cacao si sabemos que podemos tener problemas

Si la llave esta algo caliente mucho mejor, pues así conseguiremos que el carmín y los residuos de grasa que tenga la cerradura en su interior estén más fluidos. Se trata de una solución de emergencia, por lo que solucionado el problema puntual debemos engrasar bien todas las cerraduras del coche con un producto adecuado.
Comentarios
tracking