07 de febrero de 2023

tribunaPaco núñez

Aún hay esperanza para España

España pasa por un momento complicado, pero nosotros, los españoles, seremos quienes saquemos al país de la depresión en el que lo está sumiendo el partido sanchista

Estoy totalmente convencido de que nunca antes, por lo menos en los últimos años, había escrito sobre la importancia de la Constitución Española con la sensación de preocupación con la que lo hago ahora. El Gobierno y sus socios quieren despedazar, romper y volver a moldear a su antojo la Carta Magna que nos dimos todos los españoles como modelo de convivencia.
Es este motivo por el que hoy me dirijo a todos los españoles de buena fe que también asisten alarmados e intranquilos a las noticias que se suceden día tras día, a las declaraciones y maniobras de un Gobierno desnortado y más preocupado por mantenerse en el poder, que por mantener el Estado de derecho y hacer cumplir el Código Penal y la Constitución.
Estamos presenciando con total perplejidad cómo el partido que sustenta al gobierno –el PSOE– junto a sus socios, atentan de palabra, hecho y omisión contra el orden constitucional. Pero no satisfechos con ello, retuercen los mecanismos que ofrecen las instituciones para dejar impunes a quienes han atentado contra España. Indignante.
Pero más indignante todavía es el juego de amagar y no dar con el que algunos barones socialistas buscan rédito político. Sí; lamentablemente la defensa de España para esos socialistas como Page, Lambán o Vara tiene el coste de un puñado de votos. Yo, desde estas líneas, aprovechando el espacio que El Debate me brinda, les animo a que dejen la hipocresía y sean valientes y leales a nuestro país y a que rompan su partido antes de que se rompa España.
Lo tienen en su mano. Pueden hacerlo hoy mismo, Día de la Constitución. El presidente autonómico del PSOE que quiera a España por encima de su partido debe ordenar a sus diputados que dejen de apoyar, como hacen ahora, todas y cada una de las decisiones de Sánchez. Casi con total seguridad, eso no va a ocurrir, lo sé, pero si no lo hacen, no tendrán derecho ni legitimidad para darse golpes de pecho, ni siquiera para insinuar que están en desacuerdo con lo que hace su jefe Sánchez, porque habrán demostrado que les mueven intereses espurios.
No obstante, y ante esta afrenta a la España que conocíamos hasta hace poco, diré que sí, que tengo esperanza. No dudo lo más mínimo de que los españoles, con la responsabilidad que nos caracteriza en tiempos difíciles, saldremos de este periodo gris al que nos está sometiendo el socialismo. Estoy seguro de que los valores del 78 van a prevalecer sobre los intereses partidistas, el mercadeo en las instituciones y los cambios legislativos que únicamente responden a negociaciones con los que quieren romper la unidad de España.
Hay gestos que me hacen conservar esa esperanza, hay momentos que me hacen ser optimista, hay personas que me llevan a pensar que España está a salvo. Hace unos días me emocionaba en Pamplona, escuchando al nuevo presidente autonómico del PP de Navarra, Javier García, defender con un tono firme pero sosegado la presencia de la Guardia Civil en la comunidad foral. Me impresionó ver a cientos de navarros, simpatizantes del PP, levantarse y ovacionarlo tras esas palabras valientes y sinceras.
Pero me emocionan y me dan esperanza también las decenas de vecinos que en los últimos meses se acercan para animarnos a seguir trabajando «por España», a no cesar en el empeño de defender nuestro país, su orden y su unidad. Por eso, hoy es más necesario que nunca que nuestro trabajo, el del PP, siga en el rumbo que nos ha marcado Alberto Núñez Feijóo: el de la moderación, la centralidad y la defensa de los valores que nos dimos con la Constitución.
Estimados lectores: España pasa por un momento complicado, pero nosotros, los españoles, seremos quienes saquemos al país de la depresión en el que lo está sumiendo el partido sanchista. España tiene futuro, pero tenemos que pelearlo.
  • Paco Núñez es presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha
Comentarios

Más de Tribuna

tracking