25 de octubre de 2021

Llevar la vacuna a países con menos recursos no es imposible. Es lo que se ha transmitido en este seminario organizado en la Pontificia Universidad de la Santa Croce de Roma.

Llevar la vacuna a los países con menos recursos no es imposible

Encontrar maneras para llevar la vacuna a aquellos lugares que no disponen de los cauces necesarios para su producción o distribución debe ser un compromiso de todos. Y no es una tarea imposible. Esto es lo que se ha transmitido en el seminario organizado en la Pontificia Universidad de la Santa Croce de Roma.
Entre los invitados estaba Amparo Alonso, de Caritas Internationalis, quien lamentó que uno de los obstáculos sea meramente político. Se trata de ceder la propiedad intelectual de la vacuna para que haya más países que puedan producirla.
En cualquier caso, no todos parecen dispuestos a hacerlo, aunque en la ley haya una excepción que permite poner la patente a disposición de todos. «Hay una excepción que puede ser activada en casos de situación humanitaria. Pero hay un bloqueo político en este momento entre dos bloques de países; unos a favor y otros en contra. Y nosotros como Iglesia, como Cáritas Mundial, creemos que es muy importante esta cesión de esta propiedad intelectual para permitir que países que puedan producir localmente lo produzcan».
Amparo Alonso explica que este sería un complemento ideal a programas como el COVAX, de la ONU, que en los primeros seis meses de iniciativa ha distribuido 240 millones de dosis en 139 países.
Superado el obstáculo político, toca desfajarse de la corrupción interna en países sin recursos. Para ello, es esencial entender cómo funcionan las cosas en aquellos lugares donde las vacunas pueden ser causa para la mala praxis económica, social y sanitaria.
La inestabilidad política, social y militar de algunos países africanos puede propiciar el contrabando y la piratería

La inestabilidad política, social y militar de algunos países africanos puede propiciar el contrabando y la pirateríaRome Reports

Esta podría ser la ocasión para trabajar todos juntos y mejorar las condiciones de la sanidad en ÁfricaLinda Corbi

Linda Corbi, de la ONG Harambee, tiene gran experiencia en África. Recuerda que allí el coronavirus no es la única enfermedad y que por eso las restricciones no fueron bien acogidas. Obligar a cerrar locales significaba, en muchos casos, condenar a las personas a morir de hambre. Por eso, dice que la pandemia en África debe ser la ocasión para mejorar todo el sistema sanitario.
«El covid es uno de los problemas que tienen, pero no es el único. Por eso esta podría ser la ocasión para trabajar todos juntos y mejorar las condiciones de la sanidad en África, ese decir, pensar de un modo un poco más amplio, no quedarse solo en el covid», ha dicho Corbi que, a su juicio, cree que el último obstáculo sería la mentalidad local. Linda Corbi explica que para convencer a las personas de que se vacunen, son cruciales las entidades locales que gocen de su confianza.
Dos mujeres se toman la temperatura con un termómetro digital en África

Dos mujeres se toman la temperatura con un termómetro digital en ÁfricaRome Reports