04 de diciembre de 2021

El dramaturgo Albert Boadella en el Acto Cultural del Congreso Católicos y Vida Pública

El dramaturgo Albert Boadella en el Acto Cultural del Congreso Católicos y Vida PúblicaPaula Argüelles

Acto Cultural CCVP

Albert Boadella: «Estamos en un momento muy delicado para la libertad»

El dramaturgo catalán criticó la censura y la autocensura que produce la corrección política durante su intervención en el 23º Congreso Católicos y Vida Pública
«Cuidado con el calentamiento global, ojo con que un personaje no sea muy machista, atención a que el lenguaje no sea heteropatriarcal». El dramaturgo Albert Boadella aseguraba que hoy ha de repasar «una lista ingente de tabús» al pensar en escribir una de sus obras. «Estamos en un momento muy delicado para la libertad», criticaba el actor y escritor catalán durante el acto cultural del 23º Congreso Católicos y Vida Pública, que la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y la Fundación San Pablo CEU celebran este fin de semana.
En línea con el tema del congreso –bautizado Corrección política. Libertades en peligro– Boadella habló de «censura» en el mundo artístico. «Mi gremio siempre se ha dedicado a poner en tela de juicio los tabús del momento, pero hoy veo cómo una parte de mis colegas se autocensuran», lamentaba el protagonista del acto, presentado por el economista y colaborador de El Debate, Jorge Soley. «Hay otra parte, un porcentaje alto del mundo de la cultura, que está del lado de la corrección política», reconocía Boadella.
El co-fundador de la compañía Els Joglars criticó que «hoy los tabús empiezan a tener apoyo legislativo», y lamentó el reparto discrecional de las subvenciones y los vetos por parte del Gobierno: «Estamos en una especie de tributo de vasallaje a la administración pública», aseguraba Boadella, quien defendía también que él no tiene miedo. «En el fondo se puede decir todo si está bien artesanado, pero hay poca gente dispuesta a escuchar», señaló.
Jorge Soley y Albert Boadella hablando sobre la cultura de la cancelación

Jorge Soley y Albert Boadella hablando sobre la cultura de la cancelaciónPaula Argüelles

Libertad de expresión y espiritualidad

Preguntado sobre si la libertad de expresión debe tener límites, defendió que los artistas deben respetar «los mismos límites que el resto de la ciudadanía». «El teatro busca esencialmente la belleza, y la belleza de la verdad», reflexionaba el dramaturgo, y reconocía el límite en la calumnia, en el insulto. «Es el caso de Valtònyc, que tatarea insultos a las víctimas del terrorismo», insistía como ejemplo el autodenominado presidente de Tabarnia en el exilio.
Soley también sacó a colación la dimensión espiritual de la verdad y la belleza –«para los católicos, junto a la bondad, son reflejo de Dios», decía–, y Boadella coincidió en que «el arte es una cohabitación con lo intangible». Para el dramaturgo, «es muy difícil que un artista sea ateo». «Lo que provocamos en los espectadores con las cosas que construimos siempre tiene que ver con la búsqueda de algo que va más allá de la pura materia», señaló, defendiendo el vínculo con los clásicos.
El autor de La Torna y Ubú President recordó su juventud como monaguillo y defendió la importancia de los ritos y las liturgias. Sobre la cuestión de las identidades, Boadella defendió que «la identidad cristiana y grecorromana toca aspectos profundos de nuestro ser, de nuestra consciencia; respecto a lo demás hay pocas cosas realmente identitarias».
Congreso Católicos y Vida Pública

Congreso Católicos y Vida PúblicaPaula Argüelles

tracking