22 de enero de 2022

Mary Onuoha

Mary OnuohaChristian Concern

Victoria judicial para la enfermera despedida por llevar un collar con la cruz

Mary Onuoha tuvo que dejar su trabajo en junio de 2020 por el acoso laboral al que estaba sometida por mostrar su fe. Tras dos años de batalla judicial, un juzgado laboral independiente del Reino Unido ha fallado a su favor
El tribunal laboral del Reino Unido ha fallado a favor de Mary Onuoha en su caso contra el Hospital Universitario de Croydon, del sur de Londres, donde esta enfermera de origen nigeriano trabajaba desde hace 19 años, y donde fue víctima de discriminación y acoso en su puesto de trabajo por expresar su fe y llevar la cruz colgando de su cuello.
Fue en junio de 2020 cuando Mary tuvo que dejar su trabajo tras las constantes órdenes que recibía de sus superiores de retirarse, cubrir el collar y la cruz, amenazas de despido y su reubicación injustificada a un área administrativa. Después de dos años de batalla judicial, Employment Tribunals, un juzgado independiente del Reino Unido para disputas sobre derecho laboral y casos de despido improcedente, ha dado la razón a esta enfermera ante el acoso laboral al que se vio sometida cuando trabajaba en Croydon. 
Mary con su uniforme del Hospital Craydon y el collar de la cruz

Mary con su uniforme del Hospital Craydon y el collar de la cruzChristian Concern

El departamento legal de Christian Concern, encargado de llevar a tribunal el caso de Mary, ha elogiado el veredicto como un fallo histórico ya que «fortalece el principio legal de que los empleadores no pueden discriminar a los empleados por manifestaciones razonables en el lugar de trabajo». 
Por su parte, la propia Mary Onuoha, originaria de Nigeria, declaró en una entrevista en Daily Mail el pasado 9 de enero que la cruz que porta fue un regalo de bautismo que la acompaña desde hace más de cuarenta años. «Cada vez que la miro, pienso en Jesús, su amor, cuánto me amó y la necesidad de que yo también lo ame», explicó. Quiso añadir también que «es parte de mi y de mi fe, y nunca ha causado daño a nadie».  
tracking