23 de mayo de 2022

El Papa Francisco en la audiencia en el Vaticano del 29 de septiembre.

El Papa da 200.000 euros a los migrantes en la frontera polaca y los afectados por los tifones en Filipinas

Francisco busca con estos donativos apoyar a las iglesias locales a hacer frente a la crisis migratoria, por un lado, y las consecuencias de los tifones en el país asiático, por otro

El Papa ha hecho una donación de 100.000 euros para dar asistencia a los inmigrantes que se han quedado atrapados en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, según ha informado la Oficina de Prensa del Vaticano.
La crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia se desató a finales de noviembre del año pasado cuando miles de personas procedentes de Oriente Próximo y África trataron de ingresar en territorio polaco. Muchas de ellas llegaron hasta ese punto en vuelos desde estos países hacia Bielorrusia y han sufrido los abusos del Gobierno de Lukashenko, así como las devoluciones en caliente de Polonia, país que llegó a reclamar la intervención de la OTAN en el conflicto.  
El Santo Padre reclamó a la comunidad internacional atención a la realidad de estos seres humanos, engañados por parte de las mafias que han vuelto a jugar la baza de la trata para el lucro personal. La ayuda que se mandará desde el Vaticano será gestionada por Cáritas Polska con el fin de fortalecer la labor asistencial que llevan acometiendo desde el comienzo de este conflicto fronterizo. 
Madres en la Frontera se manifiesta pidiendo ayuda a las mujeres y niños en la frontera entre Polonia y Bielorrusia

Madres en la Frontera de Polonia se manifiestan pidiendo ayuda a las familias afectadasR. Morales

Apoyo a los afectados del tifón Rai

Por otro lado, el Papa también ha destinado otros 100.000 euros que serán utilizados para paliar los desastres del tifón Rai, en Filipinas, y ayudar a los damnificados. Al menos 375 personas murieron después de que la tormenta golpease el país el jueves pasado. Uno de los lugares más afectados es la isla de Siargao, en el sureste del archipiélago, que se quedó casi completamente desconectada de los operativos de rescate por los cortes de electricidad.
Francisco ha encomendado al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral la tarea de hacer llegar el dinero a Filipinas, con la colaboración de la nunciatura apostólica local. Los destinatarios serán –informa un comunicado del departamento vaticano– las «diócesis más afectadas por la catástrofe» y la contribución, destinada a «obras de asistencia» en esta fase de emergencia, quiere ser «una expresión inmediata del sentimiento de cercanía espiritual y de aliento paternal del Santo Padre hacia las personas y territorios afectados», ya expresado en el Ángelus del pasado 19 de diciembre. La contribución, señalan desde Vatican News y precisan desde el Dicasterio, es «parte de la ayuda que se está activando en toda la Iglesia católica y que implica, además de a varias Conferencias Episcopales, a numerosas organizaciones caritativas».
Filipinas declara el estado de calamidad en seis regiones tras el tifón Rai

Comentarios
tracking