23 de mayo de 2022

Salvador

E.P.

El Supremo salvadoreño mantiene abierta la causa por la matanza de los jesuitas en 1989

El fiscal general del país centroamericano ha confirmado la reapertura del caso por la masacre de los religiosos en la guerra civil salvadoreña

La Corte Suprema de Justicia de El Salvador ha rechazado los recursos presentados por tres imputados por la masacre de seis jesuitas –cinco de ellos españoles– y dos colaboradoras a manos de militares en 1989, en plena guerra civil.
En septiembre de 2020, la Sala de lo Penal del Supremo había dado por cerrado el caso, lo que supuso el freno de las acusaciones contra los presuntos autores intelectuales: los exmilitares Juan Orlando Zepeda, Francisco Elena Fuentes y Rafael Humberto Larios.
Sin embargo, la Sala de lo Constitucional dio por bueno el 5 de enero de este año una petición del fiscal general, Rodolfo Delgado, para reabrir el caso, lo que llevó a los imputados a presentar un nuevo recurso alegando que la reapertura suponía una violación de sus derechos fiscales.

Inadmisibles los recursos de casación

Delgado ha confirmado ahora que «la nueva Sala de lo Penal» –ha habido un cambio de magistrados en relación a los que decretaron el cierre– ha rechazado las quejas. «Nos da la razón y declara inadmisibles los recursos de casación interpuestos por los acusados de perpetrar la masacre de seis sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras», ha publicado en Twitter.
La masacre tuvo lugar en noviembre de 1989 en el campus de la Universidad Centroamericana de San Salvador, la capital del país. Entre las víctimas figura el ideólogo de la Teología de la Liberación, el español Ignacio Ellacuría.
El caso también ha tenido su recorrido judicial en España y en septiembre de 2020 la Audiencia Nacional condenó a 133 años de cárcel al coronel Inocente Orlando Montano Morales.
Comentarios
tracking