23 de mayo de 2022

Un año desde la explosión de gas en la Virgen de la Paloma: «Fue un choque brutal»

Aniversario de la explosión en la Paloma

Osoro, en la misa por las víctimas de la calle Toledo: «El Señor nos invita a comenzar de nuevo»

Un año después de la explosión en el número 98 de la calle Toledo de Madrid han tenido lugar tres homenajes distintos a las cuatro víctimas mortales que dejó esta tragedia

El número 21 de la calle de la Paloma de Madrid se ha convertido este jueves, 20 de enero, en símbolo del recuerdo de la explosión que tuvo lugar en la calle de Toledo 98 hace un año. Frente a la parroquia de la Virgen de la Paloma, a las 14:45 de la tarde se han reunido los familiares, amigos y conocidos de las cuatro víctimas mortales que dejó la fuga de gas que provocó que el edificio parroquial saltase por los aires, y lo han hecho en torno al rezo del Rosario.
Entre abrazos, lágrimas y canciones, los asistentes a este Rosario han ofrecido los primeros cuatro misterios por cada uno de los fallecidos, a sus familias y amigos; y el último de ellos, a los bomberos y técnicos del Samur que acudieron a apagar las llamas y asistir a los heridos y las posibles víctimas.  Entre misterio y misterio, los fieles allí presente entonaron distintas canciones de alabanza a la Virgen de la Paloma en las que se unieron de manera sobrecogedora todos los participantes.

Misas conmemorativas

A la misma hora a la que tuvo lugar la explosión, a las 15:30, se ha celebrado la misa conmemorativa en la parroquia, organizada por el colegio La Salle y presidida por el párroco Gabriel Benedicto. A continuación, ha sido bendecida la estatua de santa Filomena en la plaza frente al templo, a cuya intercesión atribuyen el que durante el temporal no hubiera más víctimas entre los chicos y chicas del centro gracias a unas placas de hielo en el patio. 
El último acto del día, justo un año después de esta tragedia, ha sido la misa funeral en la catedral de la Almudena, oficiada por el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, a la que han acudido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida
El alcalde de Madrid y la presidenta de la Comunidad en la misa en la Catedral de la Almudena

El alcalde de Madrid y la presidenta de la Comunidad en la misa en la Catedral de la AlmudenaArchimadrid / Ignacio Arregui

El cristiano sentido del encuentro

En su homilía, Osoro se ha preguntado qué representa este encuentro para todos un año después. «La historia se compone de encuentros. Nos reunimos porque creemos en Jesucristo resucitado, en que el triunfo es de Cristo y en que a pesar de los acontecimientos que nos pasan, nuestra vida está en manos de Dios, y que cuando desaparecemos de este mundo volvemos a ellas», afirmaba. Este encuentro, con el otro y con Dios, tal y como indicaba el cardenal, es necesario para superar este tipo de situaciones, como los que se vivieron hace un año. 
El arzobispo de Madrid ha querido recordar a Juan XXIII cuando dijo: «Pongo mis ojos, Señor, en tus ojos y mi corazón en tu corazón». Este es el cristiano sentido del encuentro. Osoro ha continuado con unas palabras de consuelo para los familiares y amigos de las víctimas de la explosión del edificio parroquial de la Paloma: «Un año después, nos reunimos aquí para dar testimonio de nuestra fe. Para anunciar que nuestra vida cobra sentido en Jesucristo muerto y resucitado. En momentos de dificultad como los que vosotros habéis vivido, conocer al Señor cada día más nos hace vivir unan existencia diferente». 
«Dejémonos abrazar por su amor, por ese sentido que da a nuestra vida Su vida, Su amor y Su presencia, y hagamos que esta tierra se deje iluminar por la resurrección de nuestro Señor Jesucristo». Así ha concluido el arzobispo de Madrid sus palabras hacia los asistentes en esta eucaristía en homenaje a las cuatro víctimas mortales que hace un año nos dejó la explosión del edificio parroquial de la Paloma en el número 98 de la calle Toledo de Madrid. 
Archimadrid / Ignacio Arregui

Archimadrid / Ignacio Arregui

Comentarios
tracking