16 de agosto de 2022

Castel Gandolfo es la villa fortificada construida en el siglo XVII a orillas del Lago Albano donde los Pontífices pasan la temporada estival

Castel Gandolfo es la villa fortificada construida en el siglo XVII a orillas del Lago Albano donde los Pontífices pasan la temporada estivalGtres

Verano en el Vaticano

El Papa Francisco reduce su agenda y renuncia un año más al verano en la villa de Castel Gandolfo

Durante el mes de julio, no habrá audiencias privadas con el Santo Padre, quien reducirá también sus apariciones públicas, excepto el Ángelus de los domingos

El Papa Francisco ha renunciado un año más a pasar los meses de julio y agosto en la villa pontificia de Castel Gandolfo, un palacio fortificado del siglo XVII, a orillas del Lago Albano. En cambio, va a permanecer durante el periodo estival en la habitación 201 del segundo piso de Casa Santa Marta, donde reside habitualmente.
En cualquier caso, Su Santidad reducirá su agenda, sobre todo durante el mes de julio, aunque continuará con ciertas actividades laborales con un ritmo más pausado, como ha hecho todos los veranos anteriores desde que fue elegido Pontífice.
A sus 85 años, Jorge Mario Bergoglio conserva algunas de las costumbres de cuando era cardenal en Buenos Aires y no hará las maletas para irse a descansar (como sí hacían sus predecesores) sino que sólo reducirá la carga de sus citas y la cantidad de las audiencias.
De hecho, el complejo pontificio donde se encuentra Castel Gandolfo –situado a unos 40 kilómetros de la capital italiana– fue transformado en un museo para los turistas, aunque solo se encuentran abiertas al público unas cuantas salas con vitrinas en las que se recogen ornamentos litúrgicos pertenecientes a anteriores Pontífices y sus retratos.

Un julio privado

Aunque el Vaticano aún no lo ha anunciado de forma oficial, durante el mes de julio el Papa suspenderá las audiencias generales públicas de los miércoles, que se retomarán de nuevo en agosto. Además, suspenderá las recepciones de alto nivel en el Vaticano, así como las citas a grupos eclesiales o sociales.
Su única cita pública será el Ángelus que continuará rezando asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico del Vaticano cada domingo. Sin embargo, aunque el Pontífice reducirá sus apariciones en público, seguirá trabajando en la redacción de documentos y discursos para el resto del año.
Comentarios
tracking