25 de septiembre de 2022

ICLARS Córdoba 2022  se ha celebrado entre el 19 y el 21 de septiembre

ICLARS Córdoba 2022 se ha celebrado entre el 19 y el 21 de septiembreiclarscordoba2022

ICLARS Córdoba 2022 clausura su congreso alertando del «avance de la intolerancia religiosa» en todo el mundo

La situación actual es crítica, aunque «de las crisis pueden salir cosas buenas si se ponen los esfuerzos necesarios», según Jan Figel, ex–enviado especial de la Unión Europea para la promoción de la libertad de religión y creencia fuera de la UE

Expertos de todo el mundo, reunidos en Córdoba en el VI Congreso del Consorcio Internacional para los estudios sobre Derecho y Religión (ICLARS), han advertido este miércoles de la necesidad de «frenar el avance de la intolerancia religiosa» al igual que se hace "con el avance del cambio climático”.
La organización ha explicado que en el congreso, cuyo tema general es Dignidad humana, derecho, y diversidad religiosa: diseñando el futuro de sociedades interculturales y al que han asistido casi cuatrocientos congresistas de todo el mundo, se ha puesto de manifiesto la importancia de que las distintas instituciones internacionales «colaboren para lograr un mayor grado de libertad de religión y creencias en todo el mundo».
«No sólo para quienes practican una determinada religión, sino también para los ateos y agnósticos», han expuesto expertos como Heiner Bielefeldt, ex–relator especial de Naciones Unidas para la libertad de religión y creencia, Nazila Ghanea, que ocupa la misma posición actualmente o Jan Figel, ex–enviado especial de la Unión Europea para la promoción de la libertad de religión y creencia fuera de la UE.

Una situación crítica

A lo largo de la sesión se ha señalado que, al igual que sucede con el cambio climático, que «avanzará si no se ponen medios para frenarlo», esa cooperación internacional es «imprescindible para avanzar este derecho fundamental, que no es un derecho de segunda categoría, y que está amenazado por una ola de intolerancia y radicalización, a veces religiosa y a veces laica».

Es necesario identificar los problemas de la libertad religiosa en cada contexto geográfico regional y ,al mismo tiempo, enfocarlos desde la perspectiva global que requieren los derechos humanosAhmed Garba

En este sentido, según Figel, la situación actual es «crítica», aunque «de las crisis pueden salir cosas buenas si se ponen los esfuerzos necesarios y en la buena dirección», tal y como sucedió «con el movimiento pro derechos humanos surgido tras la Segunda Guerra Mundial», ha apuntado.
Por su parte, el presidente de la Conferencia Permanente de Academias Jurídicas de Iberoamérica, Rafael Navarro-Valls, ha insistido en que sería «deseable» que «gobiernos, legisladores y jueces» tuvieran en cuenta las «aportaciones desarrolladas por los estudiosos de esta área» del Derecho para evitar que «estas cuestiones comenzaran a deformarse por una excesiva politización».
Silvio Ferrari, fundador del ICLARS; Carmen Domínguez, presidenta del Consorcio Latinoamericano de Libertad Religiosa; y Ahmed Garba, vicepresidente del Consorcio Africano para los Estudios de Derecho y Religión, han resaltado el interés de «identificar los problemas de la libertad religiosa en cada contexto geográfico regional, y al mismo tiempo enfocarlos desde la perspectiva global que requieren los derechos humanos».
Las sesiones paralelas han finalizado con participantes de España, Chile, Italia, Estados Unidos, Colombia, Uruguay, Grecia, Reino Unido, Rumanía, Israel, Portugal, Polonia, Canadá, Nigeria, Indonesia y Argentina, mientras que el congreso se ha clausurado con la designación del cordobés Javier Martínez-Torrón, catedrático de la Universidad Complutense, como nuevo presidente del ICLARS.
Comentarios
tracking