04 de octubre de 2022

«La violencia contra la libertad de expresión debe atajarse con firmeza»..

«La violencia contra la libertad de expresión debe atajarse con firmeza»..

XXI Coloquio Anual del Consorcio Latinoamericano de Libertad Religiosa: La violencia contra la libertad de expresión

La segunda jornada del XXI Coloquio Anual del Consorcio Latinoamericano de Libertad Religiosa ha girado en torno a la violencia contra la libertad de expresión, desde las instituciones civiles o religiosas

La necesidad de ser firme contra los intentos de restringir de manera violenta la libertad de expresión ha sido uno de los temas centrales en la segunda jornada del XXI Coloquio Anual del Consorcio Latinoamericano de Libertad Religiosa que, sobre el tema Libertad de expresión y libertad religiosa, ha tenido lugar en la sede de la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba y en el Salón de Columnas del Antiguo Rectorado de la Universidad, actualmente utilizado por la Real Academia de Córdoba.
En varias de las relatorías presentadas se hizo notar que, en contra de lo que muchos pudieran pensar, la violencia contra la libertad de expresión no sólo se emplea por parte de radicales religiosos (como, por ejemplo, algunos que falsamente dicen actuar en nombre del Islam). Son muchos también los episodios de violencia y represión que se llevan a cabo contra personas o instituciones religiosas que son minoritarias en algunos países, o que están en desacuerdo, por ejemplo, con algunas políticas gubernamentales o con determinadas tendencias en materia de comportamientos que afectan al derecho a la vida o a la moral sexual.
Los datos que se proporcionaron en materia de comportamientos antisemitas o de ataques a templos cristianos resultan un tanto descorazonadores, sobre todo cuanto van acompañados de una cierta pasividad por parte de las autoridades públicas. Es más, en ocasiones son las propias autoridades quienes protagonizan o alientan esas conductas represivas, como ocurre actualmente en Nicaragua.

Son los propios violentos quienes hacen gala de garantes de la democracia, y no siempre son desmentidos por los líderes políticos

Como insistieron varios ponentes, la violencia es siempre rechazable, ya sea utilizada por fanáticos religiosos o por fanáticos antirreligiosos. Sin la posibilidad de expresar libremente el propio pensamiento, coincida o no con las posiciones morales extendidas en una sociedad, o consagradas por el legislador, no hay posibilidad de verdadera democracia y pluralismo. Paradójicamente, son muchas veces los propios violentos quienes hacen gala de garantes de la democracia, y no siempre son desmentidos por los líderes políticos, por meros motivos de conveniencia.
Los ponentes de hoy fueron Efrén Chavez Fernández (UNAM, sobre la situación en México), Denise Lindberg (Brigham Young University, sobre Cuba), Sofía Maruri Armand-Ugón (Universidad de Montevideo, sobre Uruguay), Rossana Muga (Open Doors International, sobre Nicaragua). El Coloquio concluyó con la relatoría general de Javier Oliva (Universidad de Manchester).
Comentarios
tracking