01 de octubre de 2022

Una sacerdote oficia una ceremonia religiosa en una iglesia de Puerto Príncipe, Haití

Una sacerdote oficia una ceremonia religiosa en una iglesia de Puerto Príncipe, HaitíEuropa Press

Un sacerdote es detenido en Haití acusado de tráfico de armas

Frantz Cole ha sido relacionado con la incautación de un cargamento de armas y municiones que se llevó a cabo el pasado julio en Puerto Príncipe

Frantz Cole, sacerdote de la Iglesia Episcopal de la Comunión Anglicana ha sido detenido acusado de un delito por tráfico de armas y municiones, tras ser relacionado con la incautación de un gran cargamento a mediados de julio.
Por su parte, el inspector Garry Desrosiers, portavoz de la Policía Nacional de la isla, ha confirmado el arresto, después de rendir testimonio en relación a la incautación de un gran cargamento de armas el pasado 15 de julio en el puerto de La Saline, uno de los suburbios de la capital, Puerto Príncipe.
Han sido también llamados a declarar ante la Policía isleña, junto a Cole, Jean Mardochée, sacerdote de la Iglesia episcopal de Haití, como parte de una investigación que de momento tiene detenidos a otras dos personas, funcionarios del puerto.
La situación en Haití es calificada como de desgobierno y el estado de inestabilidad se ha visto agravado por las secuelas del terremoto de hace un año que dejó más de 2.000 personas y por el asesinato del presidente Jovenel Moises, ejecutado por un grupo de mercenarios colombianos el pasado 7 de julio de 2021.
Desde entonces, la capital, Puerto Príncipe, se encuentra en manos de las bandas criminales que delinquen a su antojo, cometiendo secuestros, extorsión y asesinatos. En los primeros nueve meses de 2021 se registraron más de 600 secuestros, casi tres veces más que el mismo periodo de 2020.
Según la ONG Acción contra el Hambre, más de cuatro millones de personas en el país dependen de la asistencia humanitaria para satisfacer sus necesidades básicas. Según el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo de 2021, la población haitiana es mayoritariamente católica (un 94.1 %) y aunque en el periodo 2018-2020 no se han registrado incidentes ni persecuciones contra los cristianos en la isla, las crecientes dificultades políticas y económicas hacen que las instituciones religiosas que se dedican a la beneficencia sean cada día mas necesarias. Los líderes religiosos piden incesantemente medidas para que se anteponga el bien común por encima de los intereses personales de los gobernantes.
Comentarios
tracking