25 de septiembre de 2022

El ya obispo emérito de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, se ha despedido de sus fieles en un comunicado

El ya obispo emérito de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, se ha despedido de sus fieles en un comunicadoEFE

Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, pide perdón en su despedida por los «errores cometidos a lo largo estos años»

Reig Pla manifiesta su gratitud a San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, bajo cuyos pontificados ha estado al frente de las diócesis de Segorbe-Castellón, Cartagena y Alcalá

El ya obispo emérito de Alcalá de Hernares (Madrid), Juan Antonio Reig Pla, ha pedido perdón por los «errorres cometidos a lo largo de estos años» en un comunicado hecho público tras conocerse que el Papa ha aceptado su renuncia y nombrado administrador apostólico al hasta ahora obispo auxiliar de Madrid, Jesús Vidal.
Reig Pla manifiesta su gratitud a San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, bajo cuyos pontificados ha estado al frente de las diócesis de Segorbe-Castellón, Cartagena y Alcalá. «En las tres diócesis he contado con el afecto de los sacerdotes, de los miembros de la vida consagrada y de los fieles cristianos laicos. Para todos ellos mi inmensa gratitud y mi petición de perdón por los errores cometidos a lo largo de estos años», afirma
El prelado emérito pide la bendición sobre la diócesis de Alcalá de Henares y su provincia eclesiástica, y suplica a todos los fieles que acojan a su sucesor con el afecto y la fidelidad que les caracteriza. «Para todas las familias, los jóvenes y las personas que sufren de la diócesis, a los que he amado con amor de predilección, a los sacerdotes y seminaristas, y a los miembros de la vida consagrada, les ruego que oren por mí para que, hasta el último aliento, pueda ser testigo del amor de Dios», añade.
El mandato de Reig Pla ha estado marcado por algunas polémicas como la que causaron sus declaraciones sobre las personas homosexuales, en la homilía del Viernes Santo de 2012, que fue retransmitida por La 2.
«Piensan desde niños que tienen atracción hacia personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubes de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno», manifestó entonces el prelado.
Estas palabras, además de provocar las críticas de partidos políticos y colectivos LGTBI, fueron llevadas ante la justicia, pero los jueces no vieron delito en ellas. Así, el Juzgado de Instrucción número 6 de Alcalá archivó la querella presentada contra el prelado al entender que ejerció su «libertad de expresión» y la Audiencia Provincial de Madrid desestimó, posteriormente, un recurso de apelación interpuesto contra aquella decisión.
También fueron objeto de polémica las terapias para la homosexualidad que, según publicó en 2019 eldiario.es, estaban siendo realizadas en el marco del Centro de Orientación Familiar Regina Familiae, un servicio perteneciente a la diócesis de Alcalá de Henares.
En abril de ese mismo año, la Comunidad de Madrid decidió abrir una investigación al obispado en base a la ley LGTBI aprobada en 2016 en la Asamblea.
Finalmente, la Secretaría General Técnica de la Consejería de Juventud y Política Social estimó no sancionar al obispo de Alcalá de Henares por sus cursos sobre terapias para la homosexualidad, a la vista de que la principal prueba de cargo consistía en los registros de llamadas y correos aportados por un periodista, obtenidos sin el consentimiento de uno de los interlocutores, argumento que también esgrimió, posteriormente, el Defensor del Pueblo, tras investigar un posible incumplimiento de la ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia por parte de la diócesis.
Por otro lado, durante la pandemia de la COVID-19, Reig Pla también recibió críticas por seguir celebrando misas en medio de la emergencia sanitaria. El obispo defendió su decisión porque el decreto por el que se declaró el Estado de Alarma no ponía «ninguna dificultad», a su juicio, para celebrar culto y dijo que tuvo «precaución» e hizo pruebas PCR a sus sacerdotes.
Comentarios
tracking