01 de diciembre de 2022

Inmigrantes socorridos por la Cruz Roja en Arguneguín, Gran Canaria

Inmigrantes socorridos por la Cruz Roja en Arguneguín, Gran CanariaGTRES

Los obispos canarios preparan los «corredores de hospitalidad» para inmigrantes

En una carta conjunta ante la próxima Jornada Mundial del Migrante y Refugiado 2022, los obispos José Mazuelos y Bernardo Álvarez han denunciado que unas mil personas desaparecen en el mar al tratar de alcanzar las costas del archipiélago

Los obispos de las diócesis canarias han firmado una carta pastoral conjunta con motivo de la próxima Jornada Mundial del Migrante y Refugiado 2022. La carta pública iba dirigida a a los miembros de vida consagrada presentes en el archipiélago, para pedir su colaboración en el futuro proyecto de «corredores de hospitalidad».
Recordaban que el pasado mes de abril de 2022, los Delegados y voluntarios de Pastoral Migratoria de todas las Diócesis de España, convocados por la Conferencia Episcopal Española, acordaron la puesta en marcha de un proyecto de «corredores de hospitalidad» para facilitar la llegada de inmigrantes a la península.
En este sentido escribían: «Entre otras conclusiones a las que se llegó por unanimidad fue la de poner en marcha «corredores de hospitalidad» y facilitar entre todas las organizaciones de la Iglesia, el tránsito de nuestros hermanos migrantes, para evitar su hacinamiento en las islas».
La carta recuerda una carta pastoral de 2020 en la que apuntaban que no pueden «permanecer ajenos al dolor del hermano. El encuentro con el otro es también un encuentro con Cristo», en referencia a la crisis de inmigración.

Un borrador para el proyecto

Con esa intención llaman a los encargados de los asuntos de inmigración de las diócesis, delegados de 'Migraciones', a realizar un borrador para que el proyecto de los «corredores de hospitalidad» pueda ser presentado ante la Conferencia Episcopal y extendido al resto de las diócesis que deseen implementarlo.
«Creemos que, en las circunstancias actuales, puede ser un gesto muy elocuente dicha colaboración por parte de las comunidades de Vida Consagrada presente en las Islas Canarias. Sería un buen gesto de «sinodalidad» y una buena expresión de que estamos en medio de nuestro pueblo, participando de sus dolores, sufrimientos, y al lado de los más pobres y desfavorecidos, como hizo el Señor, que siempre manifestó una autentica predilección hacia ellos», añaden.
Finalizan la carta encomendando a la Virgen María, Consuelo de los afligidos, a todos estos inmigrantes y a «todas las comunidades y colectivos sociales que los acogen».
Comentarios
tracking